• Claro que cada vez quedan menos cristianos en el PP: la persecución es simple.
  • El instrumento utilizado es la ideología de género.
  • Y así, en Madrid sobra el alcalde de Alcorcón, David Pérez.
  • El modelo de nuevo pepero de Cristina Cifuentes ese José Pablo López. El nuevo director de Telemadrid.
  • Es decir, sin carné pero dispuesto a ejercer la derecha pagana.
  • Y Fernando Martínez-Maíllo apoya la jugada: si los de la renovación se confesaran católicos… que sean muy progres.
  • Es decir, católicos raritos.
Este fin de semana congresos regionales en el PP: Madrid, Castilla-León, Rioja, etc. Todos convenientemente controlados y armados. Se vota por unanimidad porque suele presentarse sólo uno. Fernando Martínez-Maíllo lo tiene claro: se busca "renovación". Es decir, acabar con los veteranos, gente apegada a sus principios y capaz de cantarle las cuarenta a Rajoy, como Juan Vicente Herrera, un tipo recio y muy peleón. Gustan más los dirigentes de La Rioja, que son más rojos, donde un grupo de muy renovadores líderes se dedican a introducir la ideología de género (ya saben, aborto, homosexualismo, feminismo y lavado de cerebro infantil). Por ejemplo, el PP de Rioja obliga a centros sanitarios a abortar si quieren tener concierto con la Seguridad Social, y desarrollar una educación progresista en las escuelas que quieran mantener el concierto. Pero el Congreso más progre de todos es el de Madrid, donde Cristina Cifuentes (en la imagen) va persiguiendo, sin ambages, a todo lo que suena a católico. Por ejemplo, a David Pérez, alcalde de Alcorcón, que encima es provida. Porque esa es otra. A Cifuentes le encanta retratarse con cardenales pero sólo admite en su seno, en el PP, digo, católicos raritos. Progres, cuanto más progres mejor. Es más, la renovación de Maíllo y Cifuentes tiene un denominador común: la ideología de género. Y ni tan siquiera necesitan que se afilien al partido, que en seguida se aburguesan. Por ejemplo, el modelo de renovación de Cifuentes es su nuevo director en Telemadrid, José Pablo López, todo un abanderado de la ideología de género y del Lobby LGTB, y que ni tan siquiera tiene carné del partido. Mucho mejor. Disciplinado y obediente para atender las órdenes y los caprichos de Cifuentes al tiempo que SE muestra todo un "progresista en lo social", que significa justamente eso que están ustedes pensando. Renovación, renovación. Es decir, cristianos fuera del PP y evolución hacia el bucólico mundo de la ideología de género. Un nuevo tiempo para un nuevo partido… con Cristina de presidenta, a ser posible. Es la más progre. Eulogio López [email protected]