• El nuevo texto no será sometido a consulta, como el primer acuerdo, el  2 de octubre, en el que ganó el no.
  • Esta vez, sólo depende del veredicto del Congreso, donde tropezará también con Álvaro Uribe.
  • La ideología de género fue uno de los puntos en discordia del primer acuerdo, pero no desaparece: aumenta.
El presidente Juan Manuel Santos y el exponente FARC, Rodrigo Londoño, alias Timochenko, firmaron en Bogotá este jueves un nuevo acuerdo de paz que no será sometido a plebiscito sino solamente a la aprobación del Congreso, informa Zenit. La firma se realizó en una ceremonia en el Teatro Colón de la capital antes unos 800 asistentes, simple respecto a la realizada el 26 de septiembre Cartagena ante 2.500 invitados y 15 jefes de Estado. El nuevo texto de 310 páginas, 13 más que las del texto anterior, incluye algunas propuestas de la oposición. Recordemos que el primer acuerdo obtenido después de tres años de negociados en La Habana entre el Gobierno y la guerrilla, no obtuvo la aprobación en el referendo del 2 de octubre pasado. Por eso, este nuevo acuerdo será refrendado solo por el Congreso. Porque ocurre que, como la vez anterior, no gusta a todo el mundo. Por ejemplo, el  expresidente Alvaro Uribe señaló que "esta decisión desconoce el triunfo del No" y aseguró que negar la refrendación popular es un "golpe a la democracia". Entre los puntos que rechaza figura que guerrilleros culpables de delitos atroces puedan presentarse a cargos de elección antes de cumplir sus penas. Además pide un inventario de bienes que las FARC deberán entregar para reparar víctimas. Otro de los puntos polémicos del acuerdo es la ideología del género, a pesar de que las 155 citas del primer acuerdo ahora se hayan reducido a 55. Una campaña de Citizen.go para eliminar esta temática de los acuerdos de paz que ha recogido en menos de 24 horas mas de 21.000 firmas. Piden a las autoridades del país que los Acuerdos de Paz no modifiquen la Constitución en aspectos relacionados con género, la familia y los derechos de sus integrantes, derecho a la vida del no nacido, autonomía educativa de los padres en la educación de sus hijos, derechos de minorías o de grupos históricamente discriminados, libertad religiosa libertad de cultos y libertad de conciencia. Los firmantes aseguran que quienes votaron en el plebiscito del 2 de octubre por el "No" a los acuerdos de paz, firmados por Santos y las FARC en La Habana, "aún no fuimos escuchados en nuestro legítimo interés de eliminar el fortalecimiento y promoción de la ideología de género". "Solo si el Presidente Santos elimina la ideología de género, el pueblo colombiano alcanzará la unidad y el apoyo general al proceso de paz con la guerrilla", dicen. Recordemos que la ideología de género -que propugna que cada uno puede elegir su sexo con independencia de su biología- es una de las obsesiones del Nuevo Orden Mundial y busca implantarla en todo el mundo. Porque si es una anécdota ser hombre o mujer, entonces la familia no tiene sentido. O sea, para destruir la familia. Andrés Velázquez [email protected]