• Rodrigo Londoño (Timochenko) denunció este domingo el "reiterado incumplimiento" por parte del gobierno de Colombia del acuerdo de paz.
  • Este fin de semana ha habido varias detenciones de antiguos terroristas.
  • Por ello, dijo estar "considerando" aplazar la dejación de armas del grupo rebelde... que todavía está pendiente.
  • Por su parte, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, aclaró: "El gobierno continúa con su calendario (para el proceso de paz). Ese es el compromiso y se va a cumplir".
El jefe de las FARC, Rodrigo Londoño (Timochenko) (en la imagen) denunció este domingo el "reiterado incumplimiento" por parte del gobierno de Colombia del pacto de paz firmado en noviembre con esa guerrilla, luego de varios confusos episodios ocurridos el fin de semana, recoge 24 horas. Y es que, antes, Londoño había informado de la detención de un segundo guerrillero por las autoridades colombianas: "A pesar de tener ficha del MM&V, José Vásquez, médico de las FARC, fue detenido hoy (domingo) en retén en San José del Guaviare (centro)". Este hecho se sumó a la captura a primera hora del domingo de un miembro de las FARC identificado como Yimmi Ríos, que trabajaba desde hace dos meses en Bogotá en la implementación del acuerdo, y tras la cual Londoño dijo que estaba "considerando ordenar el aplazamiento (de la) dejación (de) armas", que tenía previsto culminar el próximo 20 de junio. "Ante el reiterado incumplimiento del Gobierno al Acuerdo de Paz, las @FARC_EPueblo pedimos veeduría internacional. #AlertaPaz", escribió en Twitter Londoño, quien antes había dicho estar "considerando" aplazar la dejación de armas del grupo rebelde tras la captura de un guerrillero que trabajaba en la implementación del pacto. El líder de las FARC no especificó, sin embargo, a qué se refería con "veeduría internacional", pues el proceso de paz con esa guerrilla cuenta con el acompañamiento de Naciones Unidas, que incluso forma parte junto al gobierno y al propio grupo rebelde del Mecanismo de Monitoreo y Verificación (MM&V) del cese al fuego en vigencia. El presidente Juan Manuel Santos dijo poco antes: "El gobierno continúa con su calendario (para el proceso de paz). Ese es el compromiso y se va a cumplir", apuntó. El gobierno, sin embargo, no respondió inmediatamente a las denuncias hechas por Londoño -ya entrada la noche del domingo- sobre el "incumplimiento" al acuerdo de paz, firmado en noviembre tras cuatro años de negociaciones en Cuba. Unos 7.000 miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas) se encuentran actualmente concentrados en 26 puntos del país para dejar sus armas, en cumplimiento del pacto de paz. Estaba previsto que ese proceso, vigilado por Naciones Unidas, terminara a fines de mayo pero las partes decidieron prorrogarlo hasta el 20 de junio por problemas logísticos. Tanto el gobierno como la guerrilla habían dicho que el aplazamiento del desarme no afectaba su voluntad de paz. Tras anunciar la prórroga, Santos reafirmó que la paz es "irreversible". "Serán 20 días adicionales para el desarme y 60 para la reincorporación. No es nada para terminar bien 53 años de enfrentamiento y violencia fratricida", dijo. No obstante, Londoño reclamó este domingo que "con el argumento que fue capturado Yimmi Ríos, cualquier integrante de las FARC que ande en tareas de la implementación puede ser detenido". Recordemos que Colombia vive un conflicto armado que durante más de medio siglo ha enfrentado a guerrillas, paramilitares y agentes estatales, dejando al menos 260.000 muertos, 60.000 desaparecidos y 7,1 millones de desplazados. José Ángel Gutiérrez [email protected]