• Al presidente de la LFP le sale caro el veto que realizó durante tres jornadas, aunque tiene dos meses para recurrir.
  • Sólo prohibió que Mediaset tomara imágenes del ambiente, infringiendo una resolución de la CNMC de enero de 2016.
  • Pero el grupo mediático sí pudo grabar en la sala de prensa y la zona mixta y recibió los resúmenes de 90 segundos de cada partido.
  • Nuevo revés para Tebas en la misma semana: Hacienda le investiga por un presunto fraude de cinco millones.
Este viernes, el presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), Javier Tebas (en la imagen), ha recibido un palo por los derechos de retransmisión. Y es que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha puesto una multa a La Liga con 250.000 euros por no dejar entrar a Mediaset a los estadios. Parece que a Tebas le va a salir caro el veto que realizó durante tres jornadas (dos en La Liga Santander y una en La Liga 1,2,3) entre finales de febrero y el 1 de marzo, aunque tiene dos meses para recurrir. Y eso que sólo prohibió que Mediaset tomara imágenes del terreno de juego -que suele usar como imágenes de ambiente para complementar sus informaciones-, infringiendo una resolución de la CNMC de enero de 2016 y el artículo 19.3 de la Ley General de Comunicación Audiovisual (LGCA). Pero el grupo mediático sí pudo grabar en la sala de prensa y en la zona mixta, además recibió los resúmenes de 90 segundos de cada partido por los que paga. Recuerden que los derechos de retransmisión los tiene Telefónica, que pagó un pastón (en concreto, 2.400 millones) a Mediapro, productora que entre sus propietarios tiene a Jaume Roures, amigo de Tebas. La sanción de la CNMC supone el segundo revés para el presidente de La Liga en la misma semana, pues hace unos días se supo que Hacienda le investiga por un presunto fraude de cinco millones. Eso sí, Tebas ya ha señalado que hay una discrepancia con el Departamento que dirige Cristóbal Montoro sobre "la forma de entender los pagos de las deudas de los clubes que estaban en concurso de acreedores". Veremos en qué queda el asunto. Cristina Martín [email protected]