• Para el inhabilitado Artur Mas, los catalanes están en el "sprint final" de un 1 de octubre que será un "éxito".
  • "Es un referéndum del IKEA. Una charlotada", dice el líder de Ciudadanos Albert Rivera".
  • "¿Quién tiene nuestros datos personales para elaborar ese censo?", pregunta Arrimadas, también de Cs.
La alcaldesa de Barcelona Ada Colau vuelve a la ambigüedad al decir ahora que hará "todo lo posible" para que los barceloneses puedan votar en hipotético el referéndum del 1 de octubre. Lo ha dicho en el contexto por las celebraciones de la Diada -o día nacional- de Cataluña. "Vamos a hacer todo lo posible para que los ciudadanos que quieran participar en el 1 de octubre lo puedan hacer con total normalidad, y por eso estamos hablando con la Generalitat. Pero también es mi obligación como alcaldesa proteger a la institución y a sus funcionarios", ha dicho. Eso sí: la podemita alcaldesa de Barcelona ha evitado concretar cuál puede ser la solución para cumplir su compromiso de facilitar la votación del 1-O sin poner en peligro al Ayuntamiento y sus trabajadores, que eso es lo que quiere. Sin embargo, el pasado viernes, Colau congeló la decisión de ceder o no los locales de votación que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, le había pedido poner a disposición para el referéndum convocado para el 1-O y suspendido por el Tribunal Constitucional, a la espera de que el Govern dé garantías de que no pondrá en riesgo a Ayuntamiento y funcionarios, recuerda RTVE. Por su parte, el expresidente de la Generalitat e inhabilitado Artur Mas (PDeCAT) dice que los catalanes están en el "sprint final" de un 1 de octubre que será un "éxito" y ha hecho un llamamiento a hacer un "esfuerzo final" y a "acumular fuerzas" frente a la "intolerancia" del Gobierno. Por el contrario, desde Ciudadanos se ha hablado claro contra el órdago independentista catalán. "Es un referéndum del IKEA. Una charlotada", dice el líder de Ciudadanos Albert Rivera, en su mitin en Barcelona, y advierte que "nadie que no impida este referéndum no puede aspirar a ser presidente de España, en clara referencia a Pablo Iglesias, líder de Podemos. "Es un gol a la democracia. Que nadie se engañe", dice. "Ahora tenemos a un Govern declarado en rebeldía, pisoteando los derechos de los catalanes", asegura Albert Rivera y le augura a Puigdemont que "se va a pegar una castaña". Asimimo, Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos en Cataluña, ha señalado: "No podemos permitirnos un presidente como Puigdemont en Cataluña. Necesitamos un presidente que una a los catalanes; no enfrentar a los ciudadanos". "¿Qué se creen la CUP y Podemos para no cumplir con la ley? A los políticos se les tiene que aplicar también la ley". "¿Quién tiene nuestros datos personales para elaborar ese censo?", se preguntaba Arrimadas en su mitin. Andrés Velázquez [email protected]