• Tras conocerse su salida de la multinacional, el ejecutivo español explica a su equipo que es una decisión personal.
  • Subraya que aceptó el reto de ser vicepresidente y responsable de marketing "por un periodo corto"… y ha estado dos años.
  • Ahora pasará a ser asesor personal de nuevo Ceo, James Quincey, para facilitarle la transición.
  • Eso sí, por poco tiempo, pues afirma: "el tiempo pasa muy rápido y el que a mí me queda quisiera disfrutarlo con los míos y conmigo mismo".
Tras conocerse que Coca-Cola prescinde de sus servicios, Marcos de Quinto (en la imagen) quiere recomponer su vida, tal y como podía leerse en la portada de Cinco Días. Claro que tras los 7,2 millones de euros que ganó en 2016, queda claro que dinero no le va a faltar… Eso sí, el ejecutivo español ha explicado a su equipo en una carta (a la que ha tenido acceso Cinco Días) que su marcha es una decisión personal. No sabemos si el nuevo Ceo, James Quincey, que sustituirá al frente de Coca-Cola a Muhtar Kent el 1 de mayo, opina lo mismo. Y es que el nuevo mandamás quiere una transformación orientada al crecimiento (la multinacional pierde gas), para lo que ha creado el nuevo puesto de director de crecimiento, que ejercerá Francisco Crespo, que hasta ahora era presidente de Coca-Cola en México. De Quinto ha subrayado en su carta que aceptó "el reto" de ser vicepresidente y responsable mundial de marketing "por un periodo corto"… y ya ha estado dos años. Y se pone hasta sentimental: "me debatí entre la lealtad debida hacia una compañía que me había dado mucho y que precisaba de mí, y una situación personal muy complicada". Ahora, De Quinto pasará a ser asesor personal de Quincey para facilitarle la transición. Eso sí, por poco tiempo (hasta septiembre de 2018, según ha respondido a Voz Pópuli), pues en la carta afirmaba: "el tiempo pasa muy rápido y el que a mí me queda quisiera disfrutarlo con los míos y conmigo mismo". Cristina Martín [email protected]