• El Popular redujo el impacto en el margen de intereses, de 248 a 110 millones de euros y el Sabadell, de 334 a 165 millones.
  • Tanto uno como otro han decidido no mover ficha hasta que no haya una sentencia firme de los tribunales.
  • Otros, como Caixabank, han preferido arreglar la situación al margen de los litigios.
  • En cualquier caso, todas ellas prefieren hacer caso al Tribunal Supremo antes que a la Comisión Europea, que no es un órgano judicial.
El debate sobre las cláusulas suelo se centra actualmente en si se debe aplicar la retroactividad o no a la hora de obligar a los bancos para que devuelvan los importes ingresados por este concepto. Dos posturas: la de la Comisión Europea, que defiende la retroactividad absoluta, y la del Tribunal Supremo español, que en la sentencia del 9 de mayo de 2013 estableció que las entidades condenadas debían devolver los importes ingresados sólo a partir de esa fecha. Si finalmente prevalece la opción de la CE y se aplica la retroactividad absoluta, los dos bancos españoles más afectados, según la firma de análisis Bekafinance, serían el Popular y el Sabadell. Pero tranquilos, porque las dos entidades han logrado reducir el impacto negativo de las cláusulas suelo en el margen de intereses. En el caso del Popular, ha pasado de 248 a 110 millones de euros, y en el Sabadell, de 334 a 165 millones. Estamos hablando de dos bancos que, de momento, no han movido ficha respecto a las claúsulas suelo de sus hipotecas. Y no lo harán hasta que no haya una sentencia firme de los tribunales. Otras entidades han preferido arreglar la situación al margen de los litigios. Por ejemplo, Caixabank, cuyo consejero delegado, Gonzalo Gortázar, aseguró en la presentación de resultados del tercer trimestre, que el banco ya había eliminado prácticamente todas las cláusulas suelo. En cualquier caso, todos los bancos prefieren hacer caso al Tribunal Supremo antes que a la CE, cuyas advertencias, en este punto, no son vinculantes. Pablo Ferrer [email protected]