• En junio, tras el 24-M y los múltiples pactos en ayuntamientos y autonomías, la inquietud por la clase política sube del 18,8% al 20,7%.
  • En la recta final de la legislatura y a unos meses de las elecciones generales, el Gobierno y los partidos preocupan casi un punto más que en mayo.
  • Mientras, los dos principales problemas continúan siendo el desempleo (78,2%) y la corrupción (47,1%).
Este martes, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha publicado su barómetro mensual correspondiente a junio. Y los resultados merecen un comentario, ya que los españoles están menos preocupados por el paro y la corrupción que en mayo, pero más por los políticos. En concreto, en el sexto mes, tras el 24-M y los múltiples pactos alcanzados en ayuntamientos y autonomías, la inquietud por la clase política ha subido casi dos puntos, pasando del 18,8% al 20,7%. También ha crecido la preocupación que generan el Gobierno y los partidos en general, que ha aumentado del 2,4% al 3,3%. Al hilo de esto no es baladí el auge del Frente Popular por los pactos entre PSOE y Podemos, pues el secretario general de los socialistas no ha dudado en echarse en brazos de la formación de Pablo Iglesias para lograr más de un gobierno. Claro que tampoco le ha hecho ascos a Ciudadanos, con quien el pacto alcanzado le ha permitido seguir gobernando Andalucía. Por su parte, el PP también se ha arrimado a los 'naranjitos' para lograr gobernar más de una región -Madrid y Murcia, entre ellas-. No se puede obviar que nos encontramos en la recta final de la legislatura del Gobierno Rajoy y a unos meses de las elecciones generales, cuya fecha aún está en el aire. Por ello, seguramente la inquietud por la clase política y los partidos irá creciendo en los próximos meses. Así que los políticos, que por cierto ya están en campaña electoral -no oficial-, tendrán que ponerse un poco más las pilas y optar por unas alcalinas, en vez de unas normales, porque el premio es muy gordo y nada despreciable: llegar a La Moncloa. Mientras, los dos principales problemas continúan siendo el desempleo (78,2%) y la corrupción (47,1%). La inquietud por el paro ha bajado más del punto, ya que ha pasado del 79,4% en mayo al 78,2%, debido fundamentalmente a la mejora del empleo. Por su parte, la corrupción cae 3,7 puntos, hasta el 47,1%, pues en junio no saltaron a la palestra informativa grandes escándalos. Cristina Martín [email protected]