• Pero Trump le da una nueva oportunidad a China: "Quizá China haga un movimiento de peso en Corea del Norte y ponga fin a este sinsentido para siempre", afirmó el presidente de EEUU.
  • Rusia y China tildaron de "inadmisible" el lanzamiento del misil pero llamaron a la "congelación simultánea" de las actividades nucleares tanto de Corea del Norte como de los ejercicios militares de Estados Unidos y Corea del Sur.
El secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, reclamó ayer martes una "acción global" para detener la "amenaza mundial" que supone el desarrollo del programa nuclear de Corea del Norte, tras el lanzamiento de un misil balístico por parte de Pyongyang de alcance intercontinental, según el régimen norcoreano y confirmado por Corea del Sur. El misil, lanzado el lunes, voló durante 37 minutos, lo que implica que tendría capacidad para llegar a Alaska. Corea del Norte aseguró que dicho modelo de misil puede transportar una cabeza nuclear de gran tamaño. Para Estados Unidos, esta acción representa "una nueva escalada" y advirtió de que los países que alberguen trabajadores norcoreanos, ofrezcan beneficios militares o económicos o no cumplan con las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU estarían "ayudando y siendo cómplices de este peligroso régimen". "Todas las naciones deben demostrar públicamente a Corea del Norte que hay consecuencias en su búsqueda de armas nucleares", indicó, y anunció que llevará la "acción provocadora" ante el Consejo de Seguridad de la ONU, donde promulgará "medidas más fuertes" para responsabilizar al régimen norcoreano. El presidente estadounidense, Donald Trump, escribió en su Twitter, en referencia al líder norcoreano, Kim Jong-un: "¿No tiene este tipo nada mejor que hacer con su vida? Difícil creer que Corea del Sur y Japón vayan a aguantar mucho más". Ante la acción norcoreana, Estados Unidos y Corea del Sur realizaron en el día de ayer ensayos conjuntos con misiles balísticos, que lanzaron en dirección al Mar de Japón. Por su parte, Rusia y China tildaron de "inadmisible" el lanzamiento del misil y llamaron a la "congelación simultánea" de las actividades nucleares tanto de Corea del Norte como de los ejercicios militares de Estados Unidos y Corea del Sur. Así que China se lo está poniendo difícil a Trump con su tibieza con Corea del Norte. Pese a ello, el presidente de EEUU parecía darle una nueva oportunidad a China: "Quizá China haga un movimiento de peso en Corea del Norte y ponga fin a este sinsentido para siempre". Andrés Velázquez [email protected]