• Hasta ahora no había sido visto públicamente.
  • Los expertos lo comparan con el F-22 Raptor, uno de los aviones más avanzados de la Fuerza Aérea estadounidense.
  • China, a la chita callando, se va pertrechando de material bélico de última generación. Aunque en este caso, no es una copia barata…
La XI Feria Internacional de la Aviación de Zhuhai (sur de China), principal del sector aéreo en el país, abrió sus puertas con algunos de los mayores avances chinos en el aire, como el caza furtivo (invisible) J-20, con el que Pekín desafía el tradicional potencial armamentístico de Rusia o EEUU, informó Efe. Expertos del sector, aficionados y posibles compradores de armamento -entre ellos representantes de fuerzas aéreas de todo el mundo- visitan desde el 1 de noviembre hasta el domingo 6 esta feria civil y militar, en la que el plato fuerte es el J-20. El J-20, segundo caza furtivo de quinta generación que desarrolla China, realizó su vuelo inaugural el 11 de enero de 2011, a modo de desafío durante una visita al país asiático del entonces secretario de Defensa de EEUU, Robert Gates, pero hasta ahora no había sido visto públicamente. Los expertos comparan el nuevo caza chino con el F-22 Raptor, uno de los aviones furtivos más avanzados de la Fuerza Aérea estadounidense. Desarrollado por CAIC (Chengdu Aircraft Industry Corporation), ha convertido a China en el tercer país tras EEUU y Rusia dotado con cazas furtivos tan avanzados, prácticamente indetectables por los radares convencionales y susceptibles de ser usados tanto como bombarderos como en combate. Así que China, a la chita callando, se va pertrechando de material bélico de última generación. Aunque en este caso, no es una copia barata del 'todo a cien'. José Ángel Gutiérrez [email protected]