• Pide la renuncia de todos sus ministros.
  • La aprobación a la presidenta chilena se mantuvo en abril en el 31% y el rechazo aumentó hasta el 64%, tres puntos más que el mes anterior.
  • El hijo de Bachelet, Sebastián Dávalos, está siendo investigado por la fiscalía por un millonario negocio inmobiliario que realizó junto a su esposa, Natalia Compagnon.
La presidenta de Chile, Michelle Bachelet (en la imagen), trata de recuperar terreno, después de que se supiese que el apoyo de los ciudadanos chilenos se mantuvo en su mínimo histórico en abril y la desaprobación se elevó tres puntos, hasta el 64%. Pues bien: Bachelet acaba de anunciar que ha pedido la renuncia a todos los ministros de su Gobierno y que efectuará cambios en el gabinete en las próximas 72 horas. "Hace algunas horas le pedí la renuncia a todos los ministros y me voy a dar 72 horas para tomar la decisión de quiénes se quedan y quiénes se van", dijo Bachelet en una entrevista concedida al Canal 13, informa Efe. La mandataria dijo que los cambios que llevará a cabo se deben a "múltiples elementos" y que espera que la medida fortalezca al Ejecutivo para impulsar las reformas que está llevando a cabo en Chile. Como decimos, el apoyo a Bachelet y a su Gobierno se ha visto seriamente mermado desde comienzos de año a raíz de algunos casos de corrupción político-empresarial que se han destapado. De hecho, la encuestadora GFK Adimark destacó que se mantiene la repercusión de los escándalos financieros y políticos que erosionaron la aprobación de la gobernante socialista: "La aprobación presidencial se mantuvo sin variación en su nivel mínimo, (31%) pero la desaprobación saltó tres puntos, para situarse en 64 por ciento, el peor resultado para la Presidenta, considerando éste y su anterior período", detalló la firma, según Reuters. Uno de los casos de corrupción que ha afectado directamente a la mandataria fue que su hijo, Sebastián Dávalos, está siendo investigado por la fiscalía por un millonario negocio inmobiliario que realizó junto a su esposa, Natalia Compagnon. Sobre este episodio, Bachelet admitió que su hijo fue "imprudente" al participar en una reunión en noviembre de 2013 con el empresario Andrónico Luksic, vicepresidente del Banco de Chile, en la que se fraguó la entrega de un crédito millonario a la empresa de Compagnon, en la que también trabajaba Dávalos. Aun así, el cambio de gabinete era una medida esperada en los partidos oficialistas y los de oposición, aunque Bachelet dijo que no lo anunció antes porque el Gobierno se había centrado en responder a los desastres naturales que han afectado distintos puntos del país. "No lo hice antes porque estamos pasando desde hace dos meses situaciones súper duras", señaló la gobernante en alusión a las inundaciones en el norte del país y a las erupciones de los volcanes Villarrica y Calbuco, en el sur. José Ángel Gutiérrez [email protected]