• Su hijo, Sebastián Dávalos, se vio obligado a dimitir por un caso de tráfico de influencias.
  • Pero Bachelet se enfrenta a otra polémica por el elevado sueldo de su consuegra.
  • La presidenta, adalid del Nuevo Orden Mundial en su país, trata de arreglar el desaguisado prometiendo "un compromiso profundo con la transparencia" y nuevas medidas anticorrupción.
En Chile, ya contamos que el hijo de la presidenta Michele Bachelet, Sebastián Dávalos Bachelet (ambos en la imagen), renunció hace poco más de un mes a su cargo de director cultural tras una polémica por acusaciones de tráfico de influencias en un millonario crédito para la compra y venta de terrenos. 

Pero, según cuenta El País, la presidenta chilena no logra superar el escándalo de los negocios de su hijo. Y es que, desde que a comienzos de febrero la prensa hizo públicos los millonarios negocios de especulación inmobiliaria vinculados al primogénito de la mandataria, el Ejecutivo chileno parece haber perdido el control de la agenda pública apenas un año después de haber asumido el poder. 

Pero como a perro flaco todo son pulgas, la presidenta de Chile se enfrenta a otra polémica por el elevado sueldo -dos millones de pesos (2.900 euros)- de su consuegra, Margarita Soto como funcionaria de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji). El diario chileno 'La Tercera' ha revelado este lunes que Soto entró en la Junin dos meses antes de que terminara el primer mandato de Bachelet, en 2010, y que desde entonces su salario se ha multiplicado desde los 700.000 pesos (1.000 euros) iniciales a los dos millones de pesos.

En un intento de arreglar la caída de su imagen, Bachelet ha prometido que su Gobierno tiene "un compromiso profundo con la transparencia". Y anunció nuevas medidas orientadas a la declaración de patrimonio de los funcionarios públicos, en medio de los escándalos por desvíos de dinero de empresas a campañas electorales y los polémicos negocios de su hijo.

Pero lo que está claro es que la otrora prestigiosa imagen de Bachelet, adalid del Nuevo Orden Mundial en su país -está intentando introducir políticas contrarias a la ley natural, como el aborto- vive horas bajas.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]