• Sebastián Dávalos -director sociocultural de la Presidencia- habría mediado con la entidad privada Banco de Chile para la concesión de un crédito de 10 millones de dólares a la empresa de su propia esposa.
  • Ya hay peticiones en Nueva Mayoría -partido de Bachelet- para que su hijo renuncie a su cargo.
  • Y por supuesto, en la oposición: "Esto huele a tráfico de influencias, información privilegiada y fortunas no aclaradas". 
A la abortista presidenta chilena Michelle Bachelet (en la imagen) -recordemos que impulsa una ley del aborto en su país- le ha estallado un caso de presunta corrupción en sus mismas narices. Y es que uno de sus hijos, Sebastián Dávalos -director sociocultural de la Presidencia- habría mediado con la entidad privada Banco de Chile para la concesión de un crédito de 10 millones de dólares a la empresa de su propia esposa, Natalia Compagnon. Es decir, habría incurrido en tráfico de influencias, según la revista 'Qué Pasa'.

El Banco de Chile reconoció en un comunicado que el hijo de la Presidenta Michelle Bachelet estuvo presente durante la reunión con el vicepresidente y dueño de la entidad financiera, Adrónico Luksic, por el que se otorgó el préstamo que ha generado polémica, según 24horas

El caso se une al de los parlamentarios y excandidatos a la Presidencia pidiendo dinero por email para sus campañas a unos de los grupos empresariales más importantes del país, Penta, a cambio de honorarios por trabajos no realizados, publicó El País. Este escándalo de financiación ilegal señala sobre todo al partido de derecha UDI.

Pero justo cuando la opinión pública tenía su mirada puesta en el caso Penta, la mandataria chilena ha visto explotar un conflicto incómodo y complejo en la intimidad de su círculo familiar.

Según informa La Tercera, ya han comenzado a surgir las primeras peticiones desde el partido de la presidenta Michele Bachelet, la Nueva Mayoría, y sectores independientes de centroizquierda para que el hijo de la Mandataria renuncie a su cargo.

"Ha afectado la imagen de la Presidenta de manera injusta, pero también por el uso político que le han dado agentes de derecha, que buscan neutralizar el caso Penta", dijo el diputado Juan Luis Castro, mientras que el senador Alejandro Guillier (independiente en cupo del PRSD) señaló que "esto está dañando a la Presidenta, y un hijo que ama a su madre y ve que la complica, da un paso al lado".

Y también desde la oposición se pide la dimisión de Dávalos. La portavoz del gobierno del ya expresidente Sebastián Piñera, Cecilia Pérez, ha sido la primera voz de la oposición en pedir la dimisión de Dávalos. "Esto huele a tráfico de influencias, información privilegiada y fortunas no aclaradas", ha destacado Pérez en declaraciones al diario 'La Tercera'. "Si para él no hay tráfico de influencias que diga quién le consiguió la reunión VIP con Luksic a Dávalos y su esposa. ¿Cualquier chileno para obtener un préstamo tiene estas garantías y preferencia en el trato? Definitivamente no", ha argumentado.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]