• A partir de ahora, sólo trabajará en Gran Vía.
  • El ex presidente saliente no acudió al último Consejo de la Compañía.
  • Al tiempo, Pallete continúa con su cambio tranquilo.
  • Y no renunciará a la impronta de Alierta.
  • Eso sí, antes de remodelar la primera línea y la división de vídeo, quiere prescindir de algunos nombres.
  • Aunque Luis Blasco y Francisco Bergia se resisten a abandonar sus puestos.
La noticia es sencilla pero de mucho calado: César Alierta ha abandonado su despacho en Las Tablas, sede corporativa de la Compañía y, a partir del lunes 30, sólo trabajará en su despacho de Gran Vía, centrado en la Fundación Telefónica. Es más, para dejar claro que deja sitio libre a su sucesor, José María Álvarez-Pallete, Alierta no acudió a la última sesión del Consejo de Administración de Telefónica, celebrado el pasado miércoles 25. Entendámonos: las relaciones entre Alierta y Pallete son personalmente buenas. Además, el joven presidente no quiere perder la impronta de Alierta en la operadora. Ahora bien, como no podía ser de otra forma, sus horizontes son bien distintos. Por ejemplo, Alierta tenía una mayor presencia política y mediática que Pallete (lo que le ha valido, por ejemplo, algún que otro disgusto con Moncloa en general y con Rajoy en particular), mientras su sucesor se situaba al margen de la política. En el mundo mediático, sirva este ejemplo: Pallete no ha apoyado, tampoco lo contrario, sencillamente se ha mantenido al margen, del proyecto de fusión entre El País y El Mundo, entre PRISA y Unidad Editorial (que Alierta sí apoyaba). De hecho, el proyecto, adelantado por Hispanidad, ha sido abandonado 'sine die'. Janli resiste, muchacho. Además, el cambio está siendo de ritmo lento. La sucesión tranquila de Pallete aún, meses después de su llegada a la Presidencia, no cuenta con la renovación de la primera línea de mando. Y hay aliertistas, que no Alierta, que se lo están poniendo difícil. Por ejemplo, Francisco Bergia y Luis Blasco se niegan a marcharse. Y mientras tanto, la sucesión no ha culminado. Por ejemplo, falta un sustituto de Luis Blasco al frente de toda el área audiovisual de Telefónica, un sustituto que ya se está buscando… aunque Luis Blasco permanece oficialmente en la compañía. Eulogio López [email protected]