• Rajoy asegura a Rivera que las elecciones del 21-D en Cataluña serán en un "clima de normalidad y tranquilidad".
  • Así ha respondido a la pregunta del líder de Cs sobre posibles "hackeos y sabotajes".
  • Y el presidente ha garantizado que a pesar de "todos los amigos que tengan los señores separatistas", España tiene "amigos muy importantes", que son la Constitución y la ley.
Sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados. Uno de los momentos más brillantes lo ha protagonizado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría (en la imagen), al acusar al diputado de En Comú Podem, Xavier Domènech, de actuar como "comparsa" de los independentistas. Para la 'vice', la ruptura con el PSC en el Ayuntamiento de Barcelona augura nuevos pactos en la Generalitat tras el 21-D. "No venga aquí a hablar de gobierno -le ha dicho-, cuando a usted sólo le importa meter la cuchara en el Gobierno de la Generalitat". Soraya se ha mostrado muy firme con Domènech, del que ha afirmado que para él, la democracia significa que 300 militantes pueden decidir por los 1,7 millones de habitantes que tiene Barcelona. Por su parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha respondido a la pregunta del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, sobre qué hará, y en concreto, el departamento de Seguridad Nacional, para evitar los ataques, como "hackeos y sabotajes" sobre los que ha advertido la Unión Europea y los servicios secretos de otros países como Estados Unidos. Rajoy ha asegurado que las elecciones se celebrarán en un "clima de normalidad y tranquilidad" pues la legalidad española tiene instrumentos "suficientes" para garantizarlo a pesar de las alertas de posibles injerencias internacionales, informa RTVE. Rajoy ha advertido a Rivera que las decisiones en materia de seguridad "no se cuentan antes de tomarlas" sino una vez que se han adoptado y se han producido sus efectos. En cualquier caso, ha garantizado que a pesar de "todos los amigos que tengan los señores separatistas", España tiene "amigos muy importantes", que son la Constitución y la ley, por lo que ha pedido a Rivera que "confíe" en la legalidad española que cuenta con los "instrumentos suficientes" para que las elecciones del 21-D se celebren con garantías y para que "sus temores no se traduzcan en nada preocupante". En el debate, el momento más tenso se ha vivido cuando, durante su pregunta al ministro del Interior Zoido, el diputado de ERC Gabriel Rufián ha sacado unas esposas. "Sé que a algunos les encantaría verme con unas de estas un día. ¿Sabe qué es esto? Esto es su política, su programa electoral", le ha espetado al ministro, quien le ha acusado de querer buscar momentos de gloria. Tras este rifirrafe, Rufián ha abandonado el hemiciclo. Andrés Velázquez [email protected]