• Cataluña. Jordi Sànchez pide asumir que el separatismo se quedó "por segunda vez a las puertas de la mayoría absoluta de votantes"
  • expresidente de la ANC y diputado de JxCat ve posible que Puigdemont gobierne desde Cataluña y rechaza ir a otras elecciones.
  • "No es fácil, pero no es imposible", ha asegurado a Ara desde la prisión de Soto del Real.
  • Rehúsa especulaciones sobre alternativas como la de él mismo como candidato a la Generalitat: "Es momento para la política, no para especular".
  • A todo esto, el TC admite los recursos de amparo de 'los Jordis' contra su encarcelamiento.
  • Los letrados del Parlament posponen la entrega del informe sobre los plazos para la investidura.
En Cataluña, que no es un problema, sino una región de España, los separatistas se han enamorado del Gobierno virtual, o gobierno a distancia, o gobierno en la sombra, o doble gobierno, el parlamentario y el no parlamentario. Todo sea por colocar en lo más alto al huido Puigdemont. Para algunos, este tipo de demencia presagia el final, pero otros consideran que la locura puede resultar duradera. Mientras, en la prisión de Soto del Real (Madrid) desde el 16 de octubre de 2017, el expresidente de la ANC y diputado de JxCat, Jordi Sànchez (en la imagen), ha ofrecido una entrevista al periódico Ara. En la entrevista ha pedido asumir que el separatismo se quedó "por segunda vez a las puertas de la mayoría absoluta de votantes", y ha instado al futuro Govern a realizar políticas de valores republicanos y a trabajar por blindar la mayoría de votantes. También ha defendido que su opción en Cataluña es que el candidato de su grupo parlamentario, Carles Puigdemont, presida "un Govern normalizado y trabajando desde la plaza Sant Jaume" de Barcelona, sede de la Generalitat. "No es fácil, pero no es imposible. Tenemos tiempo para encajar todas las piezas y comenzar bien la legislatura respetando el mandato de las urnas". Sánchez sostiene que el independentismo encontrará la manera para desencallar la investidura y rechaza la convocatoria de nuevos comicios en Cataluña: "No veo ningún motivo para unas nuevas elecciones. No sé qué resolverían". "Hasta donde sé, el presidente Puigdemont continúa siendo el candidato a ser investido por la mayoría independentista", por lo que rehúsa especulaciones sobre alternativas como la de él mismo como candidato a la Generalitat. "Es momento para la política, no para especular". Sobre la entrada de manifestantes en el Parc de la Ciutadella de Barcelona, que acoge el Parlament, el día en que el presidente de la Cámara, Roger Torrent, decidió posponer el pleno de investidura, ha apelado al civismo y a la no violencia: "Increpar a los representantes del pueblo nos debilita la razón". Dice desconocer si el separatismo ha iniciado negociaciones con el Estado y ha pedido "buscar estas vías y explorar posibles acuerdos para garantizar una legislatura dentro de la normalidad". Ha celebrado que en las elecciones del 21 de diciembre el independentismo superó los dos millones de votos, lo que cree que demuestra que "ha llegado a un punto de gran madurez" y que el Govern no manipuló los resultados del referéndum del 1 de octubre. Sànchez dice tener ilusión por salir de la cárcel, donde entró como medida preventiva pero se ve "preparado para asumir la continuidad en la prisión". Sobre su causa, recuerda que "hay opiniones muy taxativas, en el sentido de que no hay ningún motivo para la prisión preventiva, que provienen de catedráticos de derecho penal de toda España y de magistrados eméritos del Tribunal Supremo", que es el que instruye su caso. Por cierto que el Tribunal Constitucional ha admitido a trámite los recursos presentados por el propio Jordi Sànchez, y el líder de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, en los que ambos denunciaban que su ingreso preventivo en prisión vulneró varios de sus derechos, entre ellos, en el caso de Sànchez, el de participación política en las pasadas elecciones autonómicas. A todo esto, los letrados del Parlament posponen la entrega del informe sobre los plazos para la investidura. El informe está redactado pero los letrados tienen que acabar de cerrar algunos flecos y prefieren que se aborde en una próxima reunión de la Mesa. Andrés Velázquez [email protected]