• Con un 50 más uno no se puede declarar la independencia.
  • El todavía portavoz parlamentario de CIU en el Congreso le acusa de ir en una lista cajón de sastre.
  • "¿El ex presidente de la Generalitat envuelto en una lista con quien nada tiene que ver con su ideología?"
  • En efecto la lista independentista está encabezada por un comunista independentista y por dos asociaciones civiles.
  • Pero Durán Lleida sigue empeñado en el referéndum.
  • E insiste en no aclarar su postura de fondo sobre el soberanismo.
  • Y vamos a ver si la lista única consigue más diputados que la suma de CIU y ERC por separado.
Ha dejado de ser el líder histórico de los democristianos catalanes, que además han roto con los nacionalistas convergentes. Ha dejado de representar a CIU, que tampoco existe. En el Congreso, sus propios camaradas le han abandonado… pero sigue siendo Josep Antoni Durán Lleida, el eterno número dos de la política catalana. Su palabra, todavía significa mucho. Pues bien, ni en la reciente ruptura entre Convergencia y Unión, Durán Lleida ha sido tan crítico con Artur Mas (en la imagen). Durán, mañana del lunes, en RTVE, se preguntaba cómo es posible que el presidente de la Generalitat a acuda en una lista única con quien nada tiene que ver con su manera de pensar, una lista dirigida por un leninista y por dos asociaciones independentistas. Además, añade Durán, con un 50 más 1 de los diputados no se puede declarar la independencia, cuando para nombrar al defensor del pueblo catalán se necesitan dos terceras partes del Parlament. Es la crítica más dura que se le recuerda a Durán Lleida respecto a Artur Mas. Ahora bien, quizás llega tarde. En Madrid ya no se cree en Durán Lleida. Rajoy ni le escucha. Esta harto de que Durán no tome postura, no sobre el proceso soberanista sino sobre la esencia del mismo. El líder democristiano siempre dice que no está por la independencia pero sí por la consulta independentista. Pero fuera de Cataluña, y también dentro, esa indeterminación cansa. Lo que se le pide es que se manifieste como lo que se supone que es: catalán y español. Eso no lo ha hecho. Y todo esto sin saber si la famosa lista única independentista obtendrá más escaños o menos que la suma de los obtenidos por CIU y ERC por separado. Mientras, el gobierno Rajoy analiza si pasamos a la fase judicial de verdad. Es decir, si se puede acusar de alta traición y de prevaricación a Artur Más y Oriol Junqueras. Eulogio López [email protected]