• Rajoy pide un informe al Consejo de Estado para llevar al TC la resolución firmada por el presidente del Parlament.
  • Sáenz de Santamaría dice que Roger Torrent "no puede proponer como candidato a Puigdemont" por la orden de detención en España, "incompatible con su presencia en la Cámara.
  • "Puede proponer a otro candidato", añade, para intentar contener el espectáculo que dan a diario el propio Puigdemont y la mesa del Parlament.
El Gobierno ha iniciado los trámites para impugnar la designación de Carles Puigdemont como candidato a presidir la Generalitat, designación decidida por la mesa del Parlament, según ha anunciado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría en una comparecencia de prensa. De esta manera, el Ejecutivo se adelanta al espectáculo circense que están dando todos los días el propio Puigdemont y la mesa del Parlament, presidida por Roger Torrent. "El presidente del Gobierno ha pedido informe del Consejo de Estado para interponer ante el Constitucional la resolución del presidente del Parlament en la que propone como candidato a la presidencia de la Generalitat a Carles Puigdemont", ha dicho la vicepresidenta. "El fundamento es que el estatus jurídico actual es incompatible con su comparecencia en la cámara ya que pesa sobre él una orden de detención que se debe hacer efectiva". "Un informe preceptivo para impugnar ante el Tribunal Constitucional la resolución de Torrent de proponer como presidente de la Generalitat a Puigdemont. Si se admite, supondría paralizar los efectos de esa decisión porque su estado actual del señor Puigdemont es incompatible con su comparecencia en la Cámara. Carece del derecho de libertad deambulatoria, porque tan pronto como entre en territorio nacional debe ser puesto a disposición judicial", ha añadido. "Ayer el presidente del Parlament tuvo que evacuar consultas con el señor Puigdemont en Bruselas, cuando con el resto de grupos lo ha hecho en el Parlament, donde debe ser", ha apuntado también. Sáenz de Santa María, ha explicado que han remitido también una consulta potestiva para que el Consejo de Estado informe sobre "una serie de extremos" como dictaminar si un candidato que no esté presente puede llevar a cabo la investidura sin su presencia. "Hemos pedido al Consejo de Estado que dictamine, de cara al futuro, si un candidato no presente en la Cámara puede llevar a cabo la investidura; si eso se hace, si se podría impugnar ante el Tribunal Constitucional. Y si se admitiera el voto delegado de personas que están fuera de territorio nacional para eludir la acción de la justicia, saber si se puede recurrir ese voto delegado". "No se trata si el señor Puigdemont vaya a venir o no. Lo que pasa es que el día 22 el presidente del Parlament ha propuesto candidato a una persona que no tiene la plenitud de sus derechos, no tiene un derecho absoluto a la libertad deambulatoria... Es una circunstancia de presente, que es que el señor Puigdemont tiene una orden de detención en España. Y si entra es para ponerse a disposición de la justicia y, si no lo hace, lo harán las fuerzas y seguridad del Estado". "El señor Torrent debía de haber tenido en cuenta que existía esta orden de detención sobre el señor Puigdemont". "Puigdemont tiene una orden de detención en España incompatible con su presencia en la Cámara". "Nosotros lo que decimos es que no pude proponer al señor Puigdemont como candidato; puede proponer a otro". "Si el señor Torrent propone a un candidato que pueda hacer la investidura, entonces hablamos de otra cosa". "Si se admitiera la investidura no presencial, telemática o delegación de voto, anticipamos una impugnación y para eso solicitamos el informe al Consejo de Estado". "Esto no tiene nada que ver con el artículo 155, es una decisión y responsabilidad del Gobierno". "Espero que Torrent sea respetuoso con el Tribunal Constitucional y las decisiones que se tomen", ha concluido la vicepresidenta. Andrés Velázquez [email protected]