• El marido de la infanta Cristina fue condenado por la Audiencia de Palma a seis años y tres meses por los delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos, fraude a la Administración, tráfico de influencias y dos delitos fiscales.
  • Tras conocer el fallo, la Fiscalía del Supremo solicitó que se eleve su condena hasta los 10 años de prisión y el Alto Tribunal dictará la sentencia definitiva del caso Nóos durante los próximos meses.
  • El exduque de Palma ya se presentó hace tres meses ante el Alto Tribunal como un "amigable componedor" sin conocimientos legales, por lo que pedía su absolución al Supremo.
  • Y en su último escrito, publicado hoy por El Mundo, el exduque de Palma alega que "no se puede demandar al olmo por no dar peras".
  • El juez Castro, instructor del caso Nóos, recientemente calificaba a la infanta como "la eminencia gris" de la trama.
El 17 de febrero de 2017, tras 11 años, se conoció la sentencia para los imputados en el Caso Nóos. Iñaki Urdangarin fue condenado por la Audiencia Provincial de Palma a 6 años y 3 meses de cárcel por delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos, fraude a la Administración, tráfico de influencias y dos delitos fiscales. Tras conocer el fallo, la Fiscalía del Supremo solicitó que se eleve su condena hasta los 10 años de prisión y el Alto Tribunal dictará la sentencia definitiva del caso Nóos durante los próximos meses. El pasado 1 de agosto, Urdangarin pidió al Tribunal Supremo su absolución en el caso Nóos, alegando que actuó únicamente como "un mediador sin conocimientos de Derecho Administrativo" para conseguir, con sus "contactos deportivos e institucionales", que Baleares celebrase unos foros sobre Turismo y Deporte o patrocinara "al mejor equipo del mundo de ciclismo". Urdangarin se calificaba a sí mismo como un "amigable componedor", según el recurso de casación, que publicó el diario El Mundo, interpuesto por su defensa contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Palma que le condenó. Pues bien: en un escrito que publica hoy también El Mundo, el marido de la infanta Cristina solicita de nuevo ante el Tribunal Supremo que le absuelva subrayando que nunca se ocupó "ni de temas contables ni financieros ni fiscales". Urdangarin sostiene ahora que, en consecuencia, debe ser exculpado por completo. "No se puede demandar al olmo por no dar peras", destaca en su escrito. Con este peculiar argumento Urdangarin acaba de impugnar los recursos interpuestos, entre otros, por la Fiscalía del Supremo y la Abogacía del Estado, contra la sentencia dictada por la Audiencia de Palma. En ese sentido, el juez de Palma José Castro, que instruyó durante cinco años el caso Nóos, insistió recientemente en que la infanta estaba al tanto de lo que ocurría en la trama: "No sólo estaba en el ajo de la trama y sus enjuagues, sino que era la eminencia gris". Lo dice en el nuevo libro de Pilar Urbano del que se publicó un adelanto en el suplemento 'Crónica' de 'El Mundo'. El magistrado, que está a punto de jubilarse, califica a Cristina de Borbón como la "eminencia gris" de la trama. "Yo siempre pensé, e incluso se lo dije a Horrach, que la infanta para mí no sólo estaba en el ajo de la trama y sus enjuagues, sino que era la eminencia gris, eso sí, muy discreta, muy gris. ¿Se puede pensar que si sus cargos eran superfluos en todo aquel negocio, la Infanta era una mujer de paja? Pues ni lo dudo, es que ese era su papel más útil", son las declaraciones del juez. Andrés Velázquez [email protected]