• La Audiencia de Sevilla admite la recusación presentada por el PP y Manos Limpias.
  • Este magistrado ocupó un alto cargo en la Junta durante los gobiernos de Chaves y Griñán, dos de los acusados que sentarán en el banquillo.
  • Ha sido apartado del caso en virtud de la Ley Orgánica del Poder Judicial, que contempla la recusación por "tener interés directo o indirecto en la causa o pleito".
La Audiencia de Sevilla ha admitido la recusación -presentada por el PP y Manos Limpias- del juez Pedro Izquierdo (en la imagen) que iba a actuar como ponente en el juicio por el caso de los EREs falsos de Andalucía. El juez Pedro Izquierdo fue un ex alto cargo de la Junta de Andalucía durante los gobiernos de los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán, dos de los acusados que se sentarán en el banquillo, con otros 20 ex altos cargos del ejecutivo autonómico, informa Antena 3. En concreto, Izquierdo fue secretario general para la Justicia en Andalucía entre los años 2008 y 2014. Y ha sido apartado del caso en virtud de el artículo 219, apartado 10, de la Ley Orgánica del Poder Judicial, la que se refiere a "tener interés directo o indirecto en la causa o pleito". La resolución de la sección tercera de la Audiencia de Sevilla indica que "desde el punto de vista de un observador exterior y objetivo, que es al que hay que atender conforme a la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, acarrearían dudas objetivamente justificadas sobre su imparcialidad dada la relación de dependencia que mantuvo el magistrado ponente con alguno de los acusados". Esas dudas también se generan, según el auto, por "la confianza que en él depositaron para nombrarle para un cargo de gran responsabilidad en la Junta de Andalucía y para mantenerle en él durante más de cinco años". "Y ello pese a los distintos cambios en la Consejería de Justicia de la que dependía, todo lo cual genera una justificada percepción de cercanía, confianza y proximidad", añade la Audiencia. El juez Izquierdo, que será sustituido por su compañero de sala Juan Antonio Calle Peña, alegó que no veía causa de recusación, lo que también defendió la Fiscalía Anticorrupción. En la pieza política de los ERE, que previsiblemente será la primera en ser juzgada, hay acusados, además de Chaves y Griñán, veinte ex altos cargos de la Junta de Andalucía. Andrés Velázquez [email protected]