• O sea, que esta empresa, ahora semipública, vuelva a ser propiedad del Ayuntamiento al 100%.
  • Y todo ello, avalada por el dictamen de la comisión de investigación sobre dicho asunto.
  • Entre otras 'perlas', este concluye que las obras de la M-30 "fueron ilegales", al carecer de la obligatoria Evaluación de Impacto Ambiental.
  • Señala como responsable directo al equipo de Gobierno de Gallardón por ser "un modelo de gestión ruinoso" para Madrid.
  • Y ojo, recomienda pedir al socio privado, EMESA (Ferrovial y ACS), información sobre los costes de cancelación de los contratos.
  • Ahora, está por ver si Carmena toma acciones legales contra Gallardón y su equipo…
Parece que se puede definir a Manuela Carmena (en la imagen) como un gran ejemplo de alcaldesa 'podemita', a pesar de que no tiene carnet de la formación morada ni de ningún otro partido, aunque lidera Ahora Madrid -plataforma ciudadana que incluye a Podemos, Ganemos Madrid, Equo e IU-. Y es que quiere remunicipalizar Madrid Calle 30… ¡cómo no! El tema de remunicipalizar lleva un tiempo siendo la bandera de algunos partidos de la izquierda, especialmente de Podemos, claro que también ha sido un planteamiento de PSOE, IU o la CUP. Todo empezó en Barcelona, donde se pidió la remunicipalización del agua, un debate puramente ideológico para que la gestión vuelva a ser pública, pero ¿si algo funciona, por qué cambiarlo? Después, se reclamó la del servicio de basuras. Eso sí, las remunicipalizaciones no pueden ser una forma de expropiación y además, si sólo obedecen a motivos ideológicos y sin justificar no son legales. O sea, lo que ahora quiere hacer Carmena no es otra cosa que la empresa Madrid Calle 30 vuelva a ser propiedad del Ayuntamiento de Madrid al 100%. Recuerden que actualmente, es semipública: el consistorio posee un 80% y el 20% restante está en manos de EMESA, un socio privado formado por Ferrovial Servicios y dos filiales de ACS -Dragados e ImesAPI-. Y para ello, Carmena está avalada por el dictamen de la comisión de investigación sobre Madrid Calle 30, que incluye la remunicipalización en sus recomendaciones. Dicho dictamen no sólo tiene el respaldo de Ahora Madrid, también de PSOE y Ciudadanos, y se llevará al Pleno del próximo día 29 para su aprobación. Entre otras 'perlas', el dictamen concluye que las obras de la M-30 "fueron totalmente ilegales" y así fue dictaminado por juzgados de todas las instancias a tenor de que empezarán sin tener la obligatoria Evaluación de Impacto Ambiental. También señala como responsable directo al equipo de Gobierno del exalcalde Alberto Ruiz Gallardón por elegir "un modelo de gestión ruinoso" para Madrid, como ya dijo la Cámara de Cuentas de la Comunidad. He aquí uno de los quid de la cuestión de cara al futuro porque no sólo afecta a Gallardón sino también a los actuales presidentes de Renfe y de Adif, Juan Alfaro y Juan Bravo, respectivamente. Y es que Alfaro era consejero de Madrid Calle 30 cuando se hizo el 'megaproyecto' siendo Gallardón alcalde de la capital, mientras Bravo era concejal de Hacienda y Administración Pública. Y ojo, el dictamen recomienda pedir a EMESA "en la vía judicial que proceda, que facilite la oportuna información sobre los costes de cancelación de los contratos de cobertura" y recuerda que el contrato blindado hasta el año 2025 y prorrogado hasta 2040 que "garantiza el beneficio de las empresas privadas adjudicatarias". También insta a que se elabore una auditoría de las certificaciones de obra y una auditoría ambiental. Además, pide que se inicien los trámites necesarios para que el coste de la factura de la luz recaiga en el socio privado (o sea, EMESA) y que el personal de dirección de Madrid Calle 30 lo designe el Ayuntamiento y no las empresas privadas (por tanto, Ferrovial y ACS). Ahora está por ver si Carmena toma acciones legales contra Gallardón y su equipo… Y en otro orden de cosas, acaba de hacer nuevas retenciones de 56 millones de euros, bajo la atenta tutela de Hacienda, que se suman a los 173 millones de la semana pasada. Cristina Martín [email protected]