• Los yihadistas mantienen la capacidad de atentar pese a la presión policial.
  • La policía belga identifica a los dos terroristas del aeropuerto y detiene en Anderlecht a Najim Laachraoui, el terrorista que huyó del aeropuerto de Bruselas.
  • El balance de víctimas de los atentados perpetrados en Bruselas es de 31 muertos y 250 heridos.
El Centro de Crisis de la Seguridad Pública Federal de Bélgica ha afirmado a primera hora de este miércoles que el balance de víctimas de los atentados perpetrados en la capital, Bruselas, es de 31 muertos y 250 heridos. El organismo, encargado de coordinar la gestión tras los ataques, ha rebajado así la cifra de víctimas mortales, que algunos medios locales habían elevado hasta las 34 personas, según ha recogido el diario belga Le Soir. El aeropuerto de Bruselas-Zaventem permanecerá cerrado todo el día. Las autoridades instan a las personas que tenían vuelos programados para este miércoles a contactar con las aerolíneas. Los atentados en Bruselas del 22 de marzo demuestran, a juicio de los expertos en terrorismo yihadista, que las redes del autodenominado Estado Islámico (EI) son capaces de montar operaciones a gran escala, independientemente de la presión policial a la que estén sometidos, informa AFP. "El año 2015 fue difícil, pero me temo que el 2016 será terrible", dice a la agencia AFP un responsable francés de la lucha antiterrorista, bajo la condición de anonimato. Considera que los ataques sobre el aeropuerto y el metro de Bruselas, en el corazón del barrio donde se encuentran las instituciones de la Unión Europea, son "claramente una venganza tras la oleada de arrestos" de los últimos días. "Prueba que tienen a hombres preparados en todo momento para desplegar operaciones kamikazes con armas y explosivos", afirma. "Su mensaje es: 'Estamos siempre aquí, no nos podréis parar'", añade. De hecho, la autoría de los atentados perpetrados el martes ha sido reivindicada por el grupo yihadista Estado Islámico. El grupo ha asegurado que los yihadistas "abrieron fuego en el interior del aeropuerto de Zaventem antes de que varios de ellos detonasen sus cinturones explosivos, mientras que un terrorista suicida detonó su cinturón en la estación de metro de Maelbeek". Los terroristas suicidas que se inmolaron el martes en el aeropuerto Zaventem de Bruselas han sido identificados como los hermanos Jalid y Brahim El Bakraoui, según fuentes policiales citadas por la cadena de televisión estatal belga RTBF. Además, la Policía belga ha detenido en Anderlecht a Najim Laachraoui, el presunto terrorista que huyó del aeropuerto de Bruselas después de las explosiones que acabaron con la vida de 11 personas. Laachraoui, de 24 años, estaba siendo buscado por la Policía desde el pasado lunes ya que, según la Fiscalía, su ADN fue hallado en viviendas utilizadas por los terroristas de los ataques en París del pasado noviembre y en dos de los cinturones explosivos usados para el 13-N: uno en la sala de conciertos Bataclan y otro en el estadio de Francia. Andrés Velázquez [email protected]