• Eso sí, no pide que se suba el IVA para reducir impuestos laborales: sólo para recaudar más.
  • Al ejecutivo comunitario le preocupa la alta deuda pública de España, que calcula que no se reducirá pese a la "robusta" recuperación económica.
  • "Los grandes desequilibrios en forma de deuda externa e interna, tanto pública como privada, siguen constituyendo vulnerabilidades en un contexto de alto desempleo", señala la CE.
A la Comisión Europea (CE) le preocupa alta deuda pública y privada de España en un contexto de desempleo elevado y calcula que la deuda pública no se reducirá pese a la "robusta" recuperación económica, informa ABC. "Los grandes desequilibrios en forma de deuda externa e interna, tanto pública como privada, siguen constituyendo vulnerabilidades en un contexto de alto desempleo", señala el Ejecutivo comunitario en su informe sobre la economía y reformas en España. Lo ha comentado también el comisario Moscovici (en la imagen). Bruselas destaca que el equilibrio en el sector externo está avanzando gracias al superávit por cuenta corriente que registra el país desde 2013, pero subraya que la deuda externa neta "sigue siendo muy alta" y que "llevará tiempo antes de que alcance niveles prudentes". En cuanto a la deuda privada, la CE señala que también se está reduciendo gracias al crecimiento y a una actividad económica "apoyada por un sector financiero sano", si bien insiste en que aún debe seguir bajando, especialmente entre los hogares. Bruselas subraya, además, que el desempleo sigue "muy alto" pese a la mejora observada en los tres últimos años. Además, Bruselas afirma que la economía española continúa en una senda de "fuerte recuperación" y el crecimiento seguirá siendo "sólido" aunque se vaya a sufrir cierta desaceleración. No obstante, recalca que aún se enfrenta a algunos retos, y entre ellos subraya también que la sostenibilidad de las cuentas públicas presenta riesgos en el medio plazo. El Ejecutivo comunitario también ha señalado que la cooperación de las comunidades autónomas es "crucial" para que España cumpla sus objetivos fiscales. También ha sugerido aumentar el control sobre los gobiernos regionales, afirmando que "el uso limitado de herramientas preventivas y correctivas (...) no han dado suficientes incentivos para la disciplina fiscal. Asimismo, el informe de la Comisión Europea subraya que "el ajuste fiscal no está suficientemente apoyado por los impuestos al consumo", y apunta de nuevo a la "gran brecha del IVA" y a los impuestos medioambientales. Eso sí, Bruselas no pide que se suba el IVA para reducir impuestos laborales y crear empleo: sólo para recaudar más. Con el hiper-Estado y contra el mini-individuo. Andrés Velázquez [email protected]