• La desglobalización vende: Trump en Estados Unidos, May en el Reino Unido...
  • La primera ministra británica apela al independentismo frente a Europa.
  • Al tiempo que exhibe el tradicional ventajismo del Reino Unido: "Queremos un pacto nuevo y de iguales"
  • Lo de siempre de los británicos: me quedo con lo que me gusta y rechazo lo que no me interesa.
La primera ministra Theresa May ha pronunciado este martes en Londres un discurso para fijar sus prioridades de cara a la negociación del Brexit (salida de la Unión Europea), recogen medios. May apuesta por una ruptura total con la UE -un Brexit 'duro'-, que implique el control a la inmigración europea en Reino Unido y la pérdida de acceso de este país al mercado único. El caso es que sus palabras han impactado en los mercados y la libra se ha disparado un 2%. "Queremos un pacto nuevo y de iguales, entre un Reino Unido global, independiente y auto-gobernado, y nuestros amigos y aliados de la UE", prevé decir May. "No queremos ser miembros parciales de la UE, ni miembros asociados de la UE, o nada que nos deje mitad dentro, mitad fuera. No queremos adoptar un modelo del que ya disfrutan otros países. No queremos seguir manteniendo partes de la UE mientras la dejamos. Reino Unido está dejando la Unión Europea y mi trabajo es lograr el mejor acuerdo para Reino Unido". Este discurso puede decepcionar a quienes buscan más detalles sobre cómo May pretende convencer a la UE de la necesidad de ese gran pacto entre iguales en el ámbito comercial cuando prevé limitar la llegada de trabajadores europeos. Los países de la UE consideran inseparables el libre movimiento de personas y de bienes, servicios y capital. Es decir, Reino Unido pretende lo de siempre: quedarse con lo que le interesa y rechazar lo que no. Veremos si esta vez la UE lo permite… Andrés Velázquez [email protected]