• La petrolera pierde 9.660 millones de dólares en 2015.
  • Son las mayores pérdidas registradas por una empresa pública o privada en Brasil, en cualquier sector.
  • La deuda se disparó un 39% e influyó la caída del petróleo y la depreciación del real.
  • Estos resultados reflejan la crisis económica que sufre el país carioca.
La petrolera estatal brasileña Petrobras registró el año pasado pérdidas récord por 34.836 millones de reales (unos 9.660 millones de dólares), superiores a las que sufrió en 2014 (5.986 millones de dólares) y las mayores en su historia, según la compañía. Las pérdidas en 2015 de la mayor empresa de Brasil y responsable por gran parte del PIB brasileño son las mayores registradas en un año por una empresa de Brasil tanto privada como pública, informan agencias. Estos resultados reflejan, por tanto, la crisis económica que sufre el país carioca. La facturación de la mayor empresa brasileña sumó 321.700 millones de reales (unos 89.212 millones de dólares), un 4,6% menos interanual. El beneficio bruto de explotación Ebitda, por su parte, fue de 73.900 millones de reales (unos 20.493 millones de dólares), que representan un aumento del 25% frente a los números de 2014. De acuerdo con la petrolera, los malos resultados fueron atribuidos a la devaluación del precio internacional del crudo y a la pérdida por el cambio, con un real que se depreció un 48,3% frente al dólar en 2015. El incremento en las tasas de descuento aplicados por Petrobras, a raíz de la pérdida de grado de inversión del país, cuya nota de la deuda soberana fue rebajada por las tres principales calificadoras de riesgo, fue otro de los factores apuntados por la compañía para explicar el mal resultado. El endeudamiento al final de 2015 aumentó en un 39% en comparación con 2014 hasta los 391.900 millones de reales (unos 108.679 millones de dólares), después de haber alcanzado en septiembre, al final del tercer trimestre, la cifra récord de deuda de 402.300 millones de reales (unos 111.564 millones de dólares). El balance fue el primero en la gestión como presidente de Aldemir Bendine, quien asumió el cargo en febrero de 2015, en sustitución de Maria das Graças Foster, presionada para salir en el marco de las investigaciones por corrupción en la estatal. "La empresa demuestra una vez más su transparencia con relación al rescate de su credibilidad", declaró Bendine en una rueda de prensa, al comentar los resultados. Ya, pero ¡qué números! José Ángel Gutiérrez [email protected]