• Aunque el ex presidente brasileño, del Partido de los Trabajadores (PT), no ha aclarado si será candidato en 2018.
  • Lula está siendo investigado por haber usado de manera impropia su influencia para beneficiar a Odebrecht.
  • Y un semanario brasileño añade que Lula hizo gestiones en Cuba a favor de dicha empresa.
El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, del Partido de los Trabajadores (PT), ha anunciado su regreso a la política. "Me quedé callado durante mucho tiempo porque tenía que cumplir con mi papel de expresidente. (...) Pero no me dejan en paz. Solo matan a un pájaro si se queda parado. Y yo he vuelto a volar", recoge El País. El anuncio se produjo un día después de señalar en una entrevista que podría volver a ser candidato en 2018. Durante el discurso de este sábado, que cerró el seminario Participación Ciudadana, Gestión Democrática y Ciudades en el siglo XXI, Lula no llegó a mencionar una posible candidatura. Sin embargo, parece que, al menos, se posiciona como el portavoz de un Gobierno que tiene dificultades para comunicarse y de un partido desgastado después de 12 años en el poder. Y es que la presidenta Dilma Rousseff tiene menos de un 8% de popularidad, según las encuestas, y su Gobierno está bloqueado en una crisis económica que ha derribado un 1,9% del PIB este segundo trimestre. Además, afronta un escándalo de corrupción en Petrobras, investigado por la operación Lava Jato, y la presión de las calles y de la oposición, que exigen un proceso de destitución. Corrupción que también la he salpicado a él. Lula está siendo investigado por haber usado de manera impropia su influencia para beneficiar a Odebrecht, cuyo multimillonario presidente ejecutivo Marcelo Odebrecht fue arrestado en junio como parte de las investigaciones por el escándalo de sobornos y favores políticos centrados en la empresa petrolera estatal Petrobras. Los fiscales dicen que Lula con frecuencia viajó al exterior después de dejar la presidencia, entre el 2011 hasta el 2014, bajo gastos de Odebrecht. Además, una publicación brasileña acusó al ex presidente brasileño de actuar en Cuba como auspiciador de dicha empresa, que construyó un terminal de contenedores en el puerto de Mariel de la isla, informa Reuters. En la edición de esta semana, bajo el título "Nuestro hombre en La Habana", la revista Epoca citó despachos de diplomáticos brasileños sobre las visitas de Lula a Cuba después que dejó la presidencia del país. Durante esas visitas, hizo gestiones a favor de mayores intereses de empresas brasileñas en la isla, según la revista. La fundación de Lula calificó el artículo de Epoca como "ofensivo" y "malicioso" y dijo que fue una "manipulación criminal" de documentos del Gobierno. José Ángel Gutiérrez [email protected]