• Eso, en el caso muy probable de que el Senado decida finalmente apartarla de la Presidencia, que es lo más probable.
  • Rousseff advirtió ayer lunes ante el Senado de que si se la condena sin que haya cometido "un crimen de responsabilidad" se estaría llevando a cabo un golpe de Estado.
  • La presidenta brasileña está acusada de aumentar el gasto público sin autorización del Congreso coincidiendo con la campaña para su reelección, en 2014.
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, advirtió ayer lunes ante el Senado de que si se la condena sin que haya cometido "un crimen de responsabilidad" se estaría llevando a cabo un golpe de Estado. En su defensa, Rousseff aseguró que no lucha por su mandato, ni por vanidad, ni por el poder, sino que lo hace por "la democracia" brasileña. Además, insistió en que si es destituida se deberán convocar unas nuevas elecciones para devolverle al país un "gobierno legítimo". No obstante, la defensa de la presidenta apartada se guarda una última bala en la recámara. Y es que está preparando un recurso para presentar ante el Tribunal Supremo Federal (STF) en caso de que el Senado decida apartarla definitivamente del cargo, según ha informado el diario brasileño 'Estadao'. Rousseff ha mostrado su disposición para cuestionar la decisión del Senado en caso de ser desfavorable, pero ha señalado que aún no ha recurrido al Supremo porque aún no ha "terminado" en el Senado. "Vine aquí (al Senado) porque respeto esta institución", ha señalado la presidenta. Por ahora, los abogados de la defensa están estudiando cuál es la mejor estrategia para proponer un recurso que no se exceda de los "límites" establecidos por el alto tribunal. El argumento central del recurso será la ausencia de una causa justa para el procesamiento contra Rousseff. Recordemos que el pasado jueves comenzó el juicio político contra Rousseff en el Senado con el jefe del Tribunal Supremo, Ricardo Lewandowski, como presidente. La presidenta brasileña está acusada de aumentar el gasto público sin autorización del Congreso coincidiendo con la campaña para su reelección, en 2014, algo que, según ha denunciado la exguerrillera, han hecho gobiernos y presidentes anteriores sin consecuencias. José Ángel Gutiérrez [email protected]