• Dos diputados han pedido un juicio político contra el presidente, que ayer miércoles negó la información.
  • Lo que no fue suficiente para evitar una ola de protestas por todo el país, exigiendo su dimisión y pidiendo elecciones.
  • Ahora, el pedido de 'impeachment' debe ser aprobado por el actual presidente de la cámara de Diputados, Rodrigo Maia.
El presidente brasileño Michel Temer (en la imagen) fue grabado por uno de los dueños del grupo de frigoríficos JBS, Joesley Batista, avalando la compra del silencio de Eduardo Cunha, ex jefe de la Cámara de Diputados de Brasil, en prisión por participar en la trama de corrupción de Petrobras, según divulgó el diario O Globo este miércoles. Cunha, quien fuera un poderoso miembro del partido de Temer, había dicho que tenía información comprometedora sobre políticos de alto rango en Brasilia relacionada al escándalo de sobornos en la petrolera brasileña Petrobras. Es decir, que Temer aprobó un intento para pagar por el silencio de un potencial testigo en la investigación del mayor escándalo de corrupción en el país. Pero el presidente brasileño ayer negó la información, lo que no fue suficiente para evitar una ola de protestas por todo el país, exigiendo su dimisión y pidiendo elecciones. Tras el escándalo, el diputado del Partido de los Trabajadores (PT), Alessandro Molón, y João Henrique Caldas, del Partido Socialista Brasilero (PSB) presentaron este miércoles un pedido de juicio político contra el jefe de Estado. Un tercer pedido, colectivo, será presentado este jueves, recoge Infobae. Tras la presentación de Molón, ahora el pedido de 'impeachment' debe ser aprobado por el actual presidente de la cámara de Diputados, Rodrigo Maia. José Ángel Gutiérrez [email protected]