• Secuestran a 80 personas durante una incursión en Camerún, en la que apresaron a 50 niños y mataron a cuatro personas.
  • Además, en la localidad nigeriana de Postiskum, mueren cuatro personas y hay medio centenar heridos por un atentado suicida en una estación de autobuses.
  • En Níger, al menos 10 iglesias y varios edificios fueron incendiados en la ciudad de Zinder.
  • En Nigeria, Boko Haram ha matado a más de 3.000 personas en las últimas fechas, según datos del Gobierno nigeriano.
  • Soldados de Chad llegan a Camerún para unirse a la lucha contra Boko Haram. 
El salvajismo del grupo yihadista Boko Haram no tiene medida. Lo último es que ha secuestrado a 80 personas, entre ellas 50 niños de edades comprendidas entre los 10 y 15 años, y ha matado a otras tres durante una incursión en dos poblados de Camerún, según han informado fuentes oficiales.

Recordemos que Boko Haram es el mismo grupo salvaje que mantiene secuestradas en Nigeria a más de 200 niñas desde el año pasado.

Pero es que, también este domingo, al menos cuatro personas fallecieron y otro medio centenar resultaron heridas por un atentado suicida en una estación de autobuses de la localidad nigeriana de Postiskum, donde un coche cargado de explosivos se precipitó contra otros vehículos, confirmó la Policía a los medios locales.

Y aunque nadie ha reivindicado el atentado de este domingo, todas las sospechas apuntan a los de siempre...

Recordemos que Boko Haram es una secta yihadista que lucha por instaurar un estado islámico en Nigeria, donde ha matado a más de 3.000 personas en las últimas fechas, según datos del Gobierno nigeriano.

A todo ello se añade que, en Níger, al menos diez iglesias y varios edificios fueron incendiados en la ciudad de Zinder, en el centro-este de Níger, en protesta por la presencia del presidente del país el pasado domingo en la manifestación de París en repudio por los atentados yihadistas que dejaron 17 muertos.

Según testigos presenciales, más de 4.000 personas salieron furiosas después de que en la oración del mediodía los imanes animasen a los fieles a protestar contra la participación del presidente, Issoufou Mahamadou, en la manifestación de París, donde, según ellos, "se blasfemó al profeta".

Los actos de Níger, de momento, no caben ser atribuidos a Boko Haram, pero sí al yihadismo en sentido amplio.

La única buena noticia en todo esto es que un contingente de soldados de Chad llegó a última hora del sábado al norte de Camerún, de cara a su despliegue en la frontera con Nigeria como parte de los esfuerzos para hacer frente a la expansión de los ataques de la secta islamista. "En los próximos días se desplegarán en la zona de guerra en la frontera con Nigeria para que puedan unirse a nuestras fuerzas de defensa para evitar incursiones de Boko Haram en territorio camerunés", ha dicho el portavoz del Ministerio de Defensa de Camerún, Didier Badjeck.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]