• Como tantas otras entidades agresivas, reducirá costes un 12%, sobre todo, en banca de inversión.
  • El primer banco comercial francés aumenta sus márgenes comerciales, su Ebitda ( 8,2%) y su beneficio ( 97,6%).
  • Hace un año, cuando empezaba el 2015, era el más temido por los analistas.
  • En el sector, se presagiaba que podría ser la espoleta de la crisis de la banca francesa.
Parece que BNP Paribas empieza a ver la salida del túnel, a la vista de los resultados correspondientes a 2015 que ha presentado. Lo más relevante es que su beneficio neto ha alcanzado los 6.694 millones de euros, casi el doble que el año anterior ( 97,6%), cuando la cifra fue de 157 millones. Recuerden que en 2014, las cuentas del primer banco comercial francés se vieron afectadas, sobre todo, por la multa de 5.750 millones que le impusieron las autoridades federales de EEUU. ¿Por qué razón? Por ocultar transacciones valoradas en unos 26.199 millones que violaban las sanciones económicas de Washington. Y es que, aunque en mayo de ese año provisionó 2.700 millones para afrontar la sanción, ésta finalmente fue de una cuantía muy superior. Claro que no fue el único banco galo que recibió un 'golpe' en EEUU por la corrupción bancaria, le pasó antes a Credit Suisse. BNP Paribas surgió el 23 de mayo de 2000, tras la fusión entre Banque Nationale de París (BNP) -primer banco francés, cuyos orígenes datan de 1848- y el banco de inversión Paribas -fundado en 1872-. Por tanto, la entidad juega a la banca al por menor o minorista y también a la banca al por mayor o mayorista. Ahora, como tantas otras entidades agresivas, BNP Paribas ha anunciado un plan con el que quiere reducir costes un 12% de cara a 2019, fundamentalmente en banca de inversión. Volvamos a los resultados. La entidad es el primer banco comercial francés y uno de los tres gigantes del complejo sector bancario galo, junto a Crédit Agricole (cooperativo) y Crédit Mutuel (mutua). BNP Paribas ha aumentado sus márgenes comerciales, pues sus ingresos han ascendido a 42.938 millones, un 9,6% más respecto a 2014, y en concreto, los correspondiente a servicios financieros internacionales han subido un 14,5%. También ha crecido el Ebitda, un 8,2%, hasta los 13.684 millones; el resultado de explotación ha pasado de 2.939 millones a 9.787 millones y el beneficio neto casi se ha duplicado, como ya hemos señalado. Estas cifras reflejan una situación bien distinta a la de hace un año. Y es que cuando empezaba el 2015, BNP Paribas era el más temido por los analistas. Además, en el sector bancario, se presagiaba que podría ser la espoleta de la crisis de la banca francesa. Sin embargo, la cosa se ha quedado en augurios que no se han cumplido. Cristina Martín [email protected]