• El presidente del Banco Central del euro estudia ampliar la compra de deuda desde los 60.000 a los 75.000 millones de euros mensuales.
  • Al mismo tiempo, encarecerá el dinero de los bancos depositado en el BCE.
  • Pero con la morosidad reinante las entidades no harán otra cosa que comprar más deuda y provisionar menos.
  • De esta forma, los gobiernos se endeudarán más.
  • Que es justo lo que está destrozando sus economías.
  • En España, ya tenemos una deuda igual a nuestro PIB.
Sólo los nuestros tiemblan en Europa ante la posibilidad de que el insensato presidente del Banco Central Europeo, (BCE), Mario Draghi (en la imagen), adopte este jueves más medias en pro del crecimiento económico europeo: ¡que no nos pase nada! Los rumores en el sector bancario son dos: elevará de 60.000 a 75.000 millones de euros el dinero mensual dedicado a comprar deuda de los países miembros. Es decir, más liquidez al océano de liquidez y, en este caso, de forma aviesa: el efecto inmediato será que los políticos se volverán aún más irresponsables y aumentarán su endeudamiento. Es decir, apretarán la soga que amenaza con ahorcarles. No a ellos, sino a los que vengan detrás y, de paso, a todos los ciudadanos. En primera instancia, las economías tendrán un alivio momentáneo. Dicho de otro modo, Mario Draghi deja Europa en manos de los políticos más irresponsables: aquellos que endeudan a varias generaciones futuras para ganar votos en el presente. Vivimos en un océano de liquidez y vamos a ahogarnos. La segunda medida de Draghi complementa el desastre de la primera. Encarecerá los depósitos del dinero que los bancos dejan muerto en el BCE. En principio es lógico, porque se supone que así lo dedicarán para prestarlo a la economía privada. Pero no será así. De hecho, lo que harán será utilizarlo para comprar más deuda pública y hacer crecer la bola: inversión con menos riesgo, casi inagotable y que, encima, las propias normas del BCE y de su hermano mayor, el Banco Internacional de Pagos de Basilea (BIS) animan: la inversión en deuda es la que menos morosidad provoca y la que menos provisiones exige. Un chollo… que nos llevará a todos a la nueva crisis que viene. Eulogio López [email protected]