• La verdad es que no es necesario, con la nueva normativa, es mucho mejor despedir uno a uno.
  • Según el Ceo, quieren "crecimiento orgánico y rentable" y si surgen oportunidades, las estudiarán, como hicieron con el Popular.
  • Por cierto, miente, cuando afirma que no hizo una oferta por el Popular: sí la hizo, aunque no la noche de autos.
  • Respecto a la banca digital, 'se cae del guindo': se trata de aumentar las relaciones digitales con el cliente. Vamos, lo que están haciendo todos los bancos.
A cierre de mercado de este jueves, se han conocido los resultados del BBVA, que ha pasado del banco digital al cliente digital, algo mucho más práctico. En la cita digital, claro está, ante la prensa, el Ceo, Carlos Torres Vila (en la imagen), ha presumido: "Estamos cumpliendo el plan de cerrar 262 oficinas en España… pero no está previsto ningún ERE". La verdad, señor Torres Vila, es que no es necesario que el banco haga un ERE, pues con la nueva normativa, es mucho mejor despedir empleados uno a uno. Que es lo que en realidad está haciendo el BBVA. En lo que va de año, en España tiene alrededor de 700 empleados menos. Y todo ello, a pesar de sus buenos resultados en nuestro país (670 millones de resultado atribuido, un 8% más que hace un año) y de que "no debemos de estar muy lejos del momento en que España aporte el 25% del beneficio". En cuanto a movimientos en el sector bancario español, sobre todo, en banca mediana, el Ceo ha subrayado que no están obligados a hacer nada. Además, ha señalado que el foco del banco está en el "crecimiento orgánico y rentable". Eso sí, si surgen oportunidades, las estudiarán, como hicieron con el Popular. Por cierto, en este tema miente, cuando afirma que el BBVA no hizo una oferta por el Popular: sí la hizo, aunque no la noche de autos. De hecho, el pasado noviembre valoró el Popular en 5.500 millones de euros, en mayo insistía en la compra, pero el ministro de Economía, Luis de Guindos, y el presidente del Popular, Emilio Saracho, lo vetaban, y a principios de junio, el presidente del BBVA, Francisco González, esperaba comprarlo por la mitad de dicha oferta. Además, no hubo subasta, se adjudicó directamente al Santander en la madrugada del pasado 7 de junio. Respecto a la banca digital, BBVA se ha caído del guindo: en realidad, se trata de aumentar las relaciones digitales con el cliente. Vamos, lo que están haciendo todos los bancos, aunque sin tanto alardeo. Torres Vila ha presumido de que las ventas digitales han alcanzado el 22% en el semestre (casi un 25% en España y un 31% en Turquía) y ha insistido en que "la sucursal forma parte esencial de nuestra relación con el cliente", eso sí, evolucionando hacia actividades de mayor valor añadido, como el asesoramiento y la ayuda al cliente. Cristina Martín [email protected]