• El presidente de Telefónica se va por propia voluntad a los 70 años de edad.
  • El presidente del BBVA tiene 71 y cumplirá 72 en octubre.
  • Hace un año prometió que se iría "bastante antes" de 2020 pero ahora le ha dicho a El Mundo que de irse antes, nada de nada.
  • Y el probable futuro presidente del país, Pedro Sánchez, le sigue considerando el banquero del PP.
Aunque desde el BBVA aseguran que la dimisión de César Alierta no añade presión a Francisco González (en la imagen), lo cierto es que en el sector financiero no se habla de otra cosa. Alierta y FG son almas gemelas: los dos fueron nombrados como presidentes por el Gobierno de Aznar en el último tramo privatizador, esto es, el verdaderamente importante. Alierta, de Tabacalera. FG, de Argentaria. ¿Presión? Toda. El adiós de Alierta le ha indicado el camino de la retirada a FG. El presidente de Telefónica se va de manera voluntaria a los 70 años de edad y un año antes de que finalizara su actual mandato. La situación del presidente del BBVA es parecida: tiene 71 años, cumplirá 72 en octubre y acaba de ser reelegido en la última Junta General de Accionistas para los próximos tres ejercicios. Ahora bien, hace un año, durante la presentación de resultados de 2014 y ante una pregunta de Hispanidad, FG aseguró que se iría "bastante antes" de 2020. Sin embargo, ahora –enero de 2016- le ha dicho a El Mundo que de irse antes, nada de nada. Eso sí, parece que no volverá a cambiar los estatutos para prorrogar su presidencia –el topo de edad son los 75-, como hizo en anteriores ocasiones. "No, no se va a cambiar. Ni se va a cambiar, ni se debe cambiar, el primero que no quiere soy yo aunque me siento fenomenal", señaló. Lo que usted diga, don FG, aunque en el sector financiero hay muchos directivos que le conocen y que no se lo acaban de creer. ¿No será que los fondos le han dicho que se debe despedir definitivamente en 2019? "Tampoco creo que el consejo de administración o el supervisor quieran que cambie el tope de edad en los estatutos", añadió el presidente en la entrevista. Pues eso. Total, que FG no se irá "bastante antes" de 2020, tal y como prometió. Se irá, como pronto, en 2019. Y, desde luego, no se irá voluntariamente. Y ojo, porque el probable futuro presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sigue considerándole el banquero del PP. Así es, aunque lo cierto es que hace tiempo que FG dejó de ser 'amigo' del Partido Popular. Y si no, que se lo pregunten a Luis de Guindos, que no le puede ni ver. Al ministro de Economía en funciones no le gustó nada que durante la crisis FG se dedicara a poner a caer de un burro a España en los foros internacionales. Pablo Ferrer [email protected]