• Y, además, quiere remodelar el consejo.
  • Con ello, reforzaría su posición como presidente frente a los intentos de asalto de González Páramo.
  • Y de marcharse de la presidencia, nada de nada.
  • Empleará el truco del Ceo reforzado.
  • En definitiva, la 'jubilación' de FG consistirá en mandar lo mismo, ganar lo mismo y trabajar menos.
  • La inauguración de la nueva sede del banco, en Las Tablas (Madrid), será en noviembre.

Uno de los escasos amigos de FG en la 'city' madrileña, nada más conocer el anuncio del banquero de abandonar el BBVA antes de 2020, comentó: "Paco, ¿irse? Sólo se irá con los pies por delante". Efectivamente, nadie -ni de fuera ni de dentro del banco- se cree que Francisco González (en la imagen) se vaya a marchar de la entidad.

Ahora bien, aunque parezca increíble, los años pasan también para él. En octubre soplará 71 velas. Fíjense si se hace mayor que hace unos días, incluso, compartió mesa y mantel con Emilio Ybarra. Pero no, no se irá del banco. Por eso, FG va a emplear el truco de la figura del consejero delegado reforzado, con amplios poderes pero, eso sí, a las órdenes del presidente, y sólo del presidente que, evidentemente, seguirá siendo él. En definitiva, la 'jubilación' de FG consistirá en mandar lo mismo, ganar lo mismo y trabajar menos.

Y el plan avanza a buen ritmo. Para empezar, FG prepara la sustitución del Ceo, Ángel Cano, por Jaime Sáenz de Tejada, director de Estrategia y Finanzas del grupo. La 'retirada' de FG requiere de alguien que conozca bien el negocio, y quién mejor que Sáenz de Tejada, cuya trayectoria en el banco comenzó en 1998, como director de oficina, en Londres.

Además, y casi más importante, Sáenz de Tejada es de los pocos directivos -tal vez el único- que mantiene una cierta relación personal con FG. No se emocionen, tampoco es que sean amigos, pero sí es cierto que su relación trasciende, aunque sea mínimamente, el carácter puramente profesional.

Vamos con Cano. No es que desconozca el negocio, pero siempre se ha movido por las altas instancias de la entidad. Cuando llegó, en 1991 -trabajaba en Arthur Andersen-, lo hizo en calidad de director de Intervención General en Argentaria. En 1998 ya fue nombrado miembro del comité de dirección de la misma entidad, y dos años después, en 2000, se incorporó al comité de dirección de BBVA. Experiencia en banca doméstica y sobre el terreno, poca.

FG lo tiene claro: si quiere trabajar menos mandando lo mismo, tiene que sustituir a Cano, y el mejor posicionado es Sáenz de Tejada, que conoce mejor el negocio y, además, se lleva bien con él.

Pero la estrategia de FG no termina ahí. Además, va a remodelar el consejo con más 'notables' externos para que, entre otras cosas, no le hagan sombra, como la que puede hacerle José Manuel González-Páramo, el hombre que quiere Luis de Guindos para sustituirle al frente del banco.

Y todo esto ocurre mientras se ultima la construcción de la nueva sede de la entidad, en el madrileño barrio de Las Tablas. Después de un accidentado comienzo -incendio incluido- la inauguración será, previsiblemente, en noviembre de este año, con una fiesta por todo lo alto. Será entonces cuando veamos a FG estrechar la mano del nuevo alcalde -o alcaldesa- de la capital y del presidente -o presidenta- de la Comunidad de Madrid. Por cierto, si tienen ocasión, no dejen de visitar el salón de actos. Es la pera. Incluso, lo han visitado los responsables del Santander.

Pablo Ferrer

[email protected]