• Para ser exactos, tras 15 años de González, BBVA vale 7.500 millones menos y el Santander, 15.000 millones más.
  • Los dos se codeaban en 2001, cuando valían lo mismo, después de fusionarse con Argentaria y el Central Hispano.
  • Pero la expansión geográfica y los modelos de negocio han hecho el resto, en términos de capitalización.
BBVA y el Santander se han mirado a la cara durante años para medir sus fuerzas y hacer valer su liderazgo en el sector, pero con resultados desiguales. A finales de 2001, cuando Francisco González (FG) toma el mando de BBVA, sus circunstancias eran muy parecidas, y también el valor de mercado, en torno a 43.000 millones de euros. El escenario actual, sin embargo, no tiene nada que ver. El banco que preside Ana Botín es muy más grande y el de FG, mucho más pequeño. Al menos en términos de capitalización, que es, querámoslo o no, un termómetro de rigor. Volvamos a 2001, meses antes de que FG se hiciera con el poder en el BBVA y echara a Emilio Ybarra. Seducía entonces que valiera tanto como el Santander, o lo que es lo mismo como el Sabadell y el Popular de entonces juntos. No era tanto, pero daba una idea del peso que tenían en el sector y de su liderazgo indiscutible. Los dos bancos era el resultado, entonces, de procesos de fusión. Emilio Botín había fusionado el Santander con el Central Hispano y el BBV, con Argentaria. ¿Valor en bolsa? Muy parecido, como decía, pero mayor el de BBVA. En concreto, valía 44.422 millones de euros, frente a los 43.835 millones del Santander. El proceso posterior ya lo conocen y ha estado marcado, sobre todo, por la expansión geográfica y dos estrategias de negocio distintas. El resultado está la vista, mirando el valor en bolsa. Pues bien, con los datos de la semana pasada, la diferencia es abismal. Mientras la capitalización del banco de FG asciende a 36.873 millones euros, la del Santander está en 59.196 millones. Una observación final, pero interesante. Francisco González sigue al frente de BBVA después de 15 años. En el Santander, tras el largo periodo de Emilio Botín, recogió el testigo, hace dos años, Ana Botín. El balance del periodo queda así: mientras el BBVA se ha devaluado, algo más de 7.500 millones, el Santander -que es claramente el primer banco español- ha aumentado su valor en más de 15.000 millones. Eulogio López [email protected]