• Dinero de caja no, eso ha sido en 13TV, a costa de ampliaciones de capital y créditos de los obispos.
  • Pero si Barriocanal se mantiene en la  Presidencia de la COPE es 'gracias' a la dura merma del patrimonio episcopal.
  • En plata: la acción de la COPE que los obispos le dejaron valía 47 euros en 2012, hoy vale 12.
  • Esto es: gracias a Barriocanal, el patrimonio de los obispos se ha dividido por cuatro.
  • Y encima, queda pendiente la curiosa Operación Boluda.
  • Si eso no es costarle dinero…
Fernando Giménez Barriocanal (en la imagen) es un desastre radical como administrador, tanto en COPE (16 millones de pérdidas en cinco años) como en 13TV (70 millones de euros enterrados). Pero el presidente de la COPE gallardea. El martes, en Barcelona, se lanzó a la piscina y, tras anunciar tiempos de vino y rosas, aseguró que la COPE no recibía ni un euro de la Conferencia Episcopal. Lo cual resulta una actitud digamos "económica con la verdad". O sea, una grandísima mentira. Eso por no hablar de lo más difícil todavía, la Operación Boluda, ingeniería financiera a la medida del profe de contabilidad que es Fernando Giménez Barriocanal. En cualquier caso, como hemos explicado, y demostrado, en Hispanidad, es cierto que Barriocanal no ha pedido dinero a los obispos para ampliar capital o para créditos participativos. Ese es el método que ha aplicado en 13TV que ya le ha costado a los obispos, ergo a todos los católicos, 70 millones de euros… y no precisamente para evangelizar sino para pasarle la mano por el lomo al PP. Pero la COPE es una ruina para la Iglesia por otra vía. A ver: para mantenerse al frente de la cadena radiofónica, Barriocanal ha mermado el patrimonio episcopal  (o eclesial). En plata: la acción de la COPE que los obispos -con Bernardo Herráez al frente del equipo- le dejaron, valía 47 euros en 2012; hoy vale 12. Esto es: gracias a Barriocanal, el patrimonio de los obispos se ha dividido por cuatro. Y encima, queda pendiente la mencionada, y curiosísima, Operación Boluda. Y es que la autocartera le ha permitido sobrevivir, con 16 millones de euros en pérdidas, acumuladas a lo largo de seis años. Si eso no es costarle dinero a los católicos… En plata. Barriocanal ha salvado su cargo gracias a la despatrimonialización de la cadena COPE. Esto mismo lo hace en cualquier empresa privada, con unos accionistas que no fueran los curas, y no sale por la puerta: sale por la ventana. Pero los obispos no están para revisar su patrimonio, sino para evangelizar… que es para lo mismo que -se supone- poseen medios informativos, como la COPE. Ahora, dos meses antes de cerrar el ejercicio, Barriocanal anuncia un beneficio de más de cuatro millones de euros para 2016. ¿A que no? Eulogio López [email protected]