• Goiri no da la batalla por perdida.
  • Eso sí, el ministro Guindos, es decir, el FROB, en año electoral, no está dispuesto a pasar por defensor de la banca frente a los particulares.
  • Desde el informe de los peritos Busquets y Nogueras ha provocado que BFA-Bankia pierda todas las demandas por la vía civil.
  • Y lo curioso es que en la vía penal, que lidera el instructor de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, la abogacía del FROB parecía desmayada.
  • Todo ello ha generado un clima social en el que abogados y conseguidores, tipo Ausbanc, estén haciendo su agosto.
  • O que los jueces ­en los casos paralelos por otros productos Bankia den la razón a un notario en un swap.
  • Al parecer no nos damos cuenta de que cuando un banco nacionalizado es condenado, la indemnización la pagamos todos.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigozlarri, ha presionado a su equipo de asesores para que terminen el contrainforme de la entidad sobre la salida a bolsa de Bankia, que realizara Rodrigo Rato. A mediados de febrero, está previsto que el juez Fernando Andreu reciba esta respuesta al informe de los peritos Busquets y Nogueras, el famoso informe encargado por el juez Fernando Andreu y que si se lleva a efecto supondría un sobrecoste de hasta más de 5.000 millones de euros para el FROB, es decir, para las arcas públicas. 
Son muchas cosas las que no agradan al equipo directivo de Bankia sobre el precitado informe. En primer lugar, que desde que se hizo público, los jueces, por la vía civil, están fallando en contra de Bankia y a favor de los reclamantes. Ojo, hablamos de suscriptores particulares pero luego habrá que añadir a los institucionales, ­que se supone conocen bien de lo que estamos hablando, y a los que resultaría difícil de engañar.
Pero se ha creado un clima judicial y social en el que condenar a los bancos parece el hábito más arraigado. Así, se llega a lo chusco: por ejemplo, que un juez dé la razón a un notario en una swap. Oiga, si un notario, que se dedica a dar fe de la legalidad de un contrato financiero, no sabe a lo que se arriesgaba al suscribir un contrato swap es que se ha hecho trizas el concepto de condenar al banco ­por preferentes, subordinadas, swap, opv, etc., siempre que haya obrado de mala fe, aprovechándose de la falta de cultura financiera del suscriptor.
Otra cosa que ha molestado al equipo Goirigolzarri es que el informe de los peritos del Banco de España,  prestado al juez Andreu, asegure que la crisis financiera, en todo su esplendor durante el trienio 2010-2012, no tuviera nada que ver con la evolución de los bancos y con la valoración de activos ante la salida a bolsa.
Y a todo esto se suma el hecho de que el FROB, y el propio ministro Guindos, ya en año electoral, hayan optado por "un perfil bajo". El caso Bankia se ha convertido en una referencia anti-banca. Es algo parecido a lo que ocurre en RTVE: ahora no se trata de mejorar la gestión sino de ganar las próximas elecciones.
Y a eso se une que una serie de bufetes de abogados se están haciendo de oro tanto que ya lanzan costosas campañas de publicidad para atraer clientes- sobre el caso Bankia-, lo que no ayuda a la reputación corporativa de un banco que ha costado mucho dinero a los españoles pero que está saneándose a gran velocidad. Como tampoco ayudan los conseguidores tipo Ausbanc, que están haciendo su agosto en defensa del débil.
Pero el actual equipo directivo de Bankia no está dispuesto a abandonar la batalla. Así, se ultima el contrainforme de Bankia y Goirigolzarri tiene prisa en que se acelere su presentación ante el juez Andreu. Se está ultimando y a mediados de febrero podrá entregarse al juez y someterse a las preguntas de la acusación particular, en especial de los abogados de UPyD.
No habrá sentencia en meses -­instrucción y luego vista oral- pero lo cierto es que el famoso informe de los peritos vale socialmente tanto como un sentencia en firme. En cualquier caso, lo que nunca se tiene en cuenta es que cuando un banco nacionalizado pierde un pleito ­y en ocasiones debe perderlo -cuando ha habido dolo- los que pierden son todos los españoles, que son los que están financiando el saneamiento de esos bancos.
Eulogio López
[email protected]