• Busca fórmulas más razonables para colocar sus viviendas problemáticas que recurrir a la Sareb o a los fondos buitre.
  • La campaña de Bankia, que acaba el 30 de noviembre, incluye pisos de segunda mano de toda España.
  • Además, ofrecerá hipotecas en buenas condiciones a los compradores, según su vinculación con el banco.
Bankia se desmarca de las fórmulas tradicionales empleadas hasta ahora por los bancos para quitarse de encima el stock de pisos vacíos o de difícil venta. La entidad ha anunciado este martes una campaña singular, Me merezco mi propia casa, con la que pretender vender 4.500 viviendas en España con descuentos del 40%. Se desmarca así de las otras vías que han elegido los bancos durante estos años para desprenderse de sus pisos vacíos: venderlos a pérdida, con resignación, colocarlos en fondos bruite, pese a la alarma de lo que vendrá después, dejarlos en manos de la Sareb, sociedad de gestión de la reestructuración bancaria, para que los coloque a su vez en venta o les dé como destino el alquiler social. La idea de Bankia es poner en el mercado esas 4.500 viviendas con importantes descuentos antes del 30 de noviembre, cuando acaba la campaña, según la información de la entidad. Los inmuebles que se pondrán en venta son pisos de segunda mano ubicados en distintos puntos de España, en el interior y en la costa y también en grandes capitales, ciudades dormitorio y pequeñas poblaciones. Por autonomías, Cataluña es la que cuenta con mayor oferta, 1.104 inmuebles, seguida de Castilla-La Mancha, con 977; Canarias, con 873; Andalucía, con 675; Comunidad Valenciana, con 543, y Comunidad de Madrid, con 422. Bankia informa también que ofrecerá "préstamos hipotecarios en condiciones muy competitivas" a los compradores que requieran financiación "en función de su vinculación con la entidad". Los inmuebles se podrán comprar a través de la red bancaria de Bankia y del portal inmobiliario de Haya Real Estate, la empresa de servicios de gestión inmobiliaria encargada de la comercialización de los inmuebles del banco. Rafael Esparza [email protected]