• Lo cual no deja de ser un riesgo…
  • Y es que es difícil de prever cómo reaccionará la acción: en principio, bien porque suma activos, pero hay que ver cómo son.
  • Mientras, Goirigolzarri empieza a tener miedo al mercado: a pesar de las mejoras, Bankia sólo vale 12.000 millones.
  • Ya casi nadie cree que el Gobierno vaya a recuperar todo el dinero invertido en el banco (unos 23.000 millones).
  • Las posiciones cortas están ya el 2,95% del capital, pero "no es preocupante", dice el Ceo.

Este miércoles, Bankia ha presentado unos buenos resultados semestrales, que han sido bien acogidos en el inicio del parqué ( 0,6% frente a un Ibex que ha arrancado con un leve alza del 0,02%). En la cita con la prensa, lo más reseñable ha sido el tema de la nueva privatización, que tendrá que esperar a la integración de BMN. Tras las palabras del ministro de Economía, Luis de Guindos, al respecto hace unos días, el Ceo de Bankia, José Sevilla (en la imagen), ha señalado que "es bueno que se retome el proceso de privatización". "Con independencia de que las decisiones correspondan al accionista, sí pensamos que, una vez aprobada fusión, podría haber oportunidades en el mercado de retomar el proceso de privatización", ha añadido. Guindos refirió que podría afectar a una participación del 7%, pero Sevilla no se ha mojado en dar una cifra. La cantidad y el cuándo "va a depender de cómo esté el mercado en el momento y la capacidad que tenga de absorber. Lo importante es que haya demanda, que creemos que sí que la habrá", ha puntualizado. Pero esperar a la fusión de BMN (que se aprobará en las Juntas Generales de Accionistas de ambas entidades el próximo 14 de septiembre) no deja de ser un riesgo… Y es que es difícil de prever cómo reaccionará la acción: en principio, se prevé que lo haga bien porque Bankia sumará activos y BMN no cotizaba en bolsa, pero hay que ver cómo son dichos activos. Mientras, el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, empieza a tener miedo al mercado bursátil. Y es que, a pesar de las indiscutibles mejoras, Bankia vale 12.000 millones de euros, la mitad de lo que costó rescatarla. Por eso ya casi nadie cree que el Gobierno vaya a recuperar todo el dinero invertido en la entidad (unos 23.000 millones). Claro que no hay que olvidar que han obligado a Bankia a ser un banco de referencia del Gobierno -no pelea las cláusulas suelo ni tampoco las preferentes, por ejemplo-, cabreando incluso al resto de la banca y además le han hecho cargar con algunos 'mochuelos' -como BMN- y se ha llevado palos -la salida a bolsa, entre ellos-. En cualquier caso, Bankia vale 12.000 millones de euros y le ha costado al contribuyente español el doble. Las cuentas, por ahora, no salen. Haber sido el modelo de buen banco del que el ministro Luis de Guindos pudiera presumir, no le ha servido sino para retrasar el reflotamiento. En cuanto a las posiciones cortas, que alcanzaron el 2,95% del capital el pasado viernes, "no es preocupante" porque se encuentran en un volumen "acotado", según Sevilla. Y además, "hay una correlación muy alta entre la evolución de los resultados y la cotización -una de las cinco o seis que más se ha revalorizado en Europa-, con independencia de los cortos". Y por último, destacar que el Ceo de Bankia ha valorado positivamente la nueva ley hipotecaria, que reducirá litigios. Por cierto, ha descartado que vaya a encarecer el crédito. Cristina Martín [email protected]