• A pesar de que los procesos de preferentes y OPV se van sustanciando en los tribunales, la juntas de Bankia se parecen cada vez a las de Telefónica.
  • En el apartado financiero, lo más importante es el intento de Goiri por normalizar la situación, esto es, por repartir dividendo.
  • La entidad renegociará el acuerdo con Bruselas en 2016.
Sí, es cierto que cada año que pasa, las junta de Bankia –y van cuatro- son más tranquilas. Aun así, la celebrada este miércoles en Valencia ha contado con las protestas de preferentistas de de afectados por la salida a bolsa de la entidad. Y eso que ambos procesos ya se están sustanciando en los tribunales. Incluso, muchos afectados por preferentes ya han recuperado su dinero a través del arbitraje. Pero todo esto no ha sido suficiente y José Ignacio Goirigolzarri (en la imagen, durante su intervención) ha tenido que pronunciar su discurso mientras varios accionistas mostraban su indignación con gritos y pancartas. Vamos, que las juntas de Bankia se parecen, cada vez más, a las de Telefónica. En el apartado financiero, lo más importante es el intento del presidente por normalizar la situación. Y esa normalización se concreta con el reparto de dividendo, aprobado en el día de hoy y que supondrá el pago de 202 millones de euros, de los que el Frob –el Estado- recuperará 127. "Es, sin duda, una gran noticia porque es el primer dividendo que se reparte en nuestra sociedad y es una prueba más de la normalización del banco", ha señalado Goirigolzarri. Además, la entidad espera "un sustancial incremento del beneficio" en 2015, y que el banco se convierta en una de las más rentables, con un 10% de rentabilidad. La media del sector está en el 5,75%. En definitiva, se trata de cumplir los objetivos del plan estratégico 2012-2015. Una vez logrados, la entidad estará en disposición de renegociar el acuerdo con Bruselas, cosa que sucederá durante el primer semestre de 2016. Pablo Ferrer [email protected]