• La fusión-integración de Banco Mare Nostrum se cerrará durante el cuarto trimestre.
  • Entre la salida a bolsa, las preferentes y las cláusulas suelo, Bankia ha devuelto cerca de 5.000 millones de euros.
  • Goiri insiste: pagar a los depositantes de Bankia habría costado 60.000 millones, frente a los 18.000 del rescate.
  • No es cierto: ¿Acaso Bankia no tiene activos que se podrían haber vendido y que hubieran cubierto gran parte de esa factura?
  • Al mismo tiempo, se defiende contra los que acusan a Bankia de disparar con pólvora del rey: el rescate supuso unas contrapartidas muy restrictivas.
La fusión de Bankia con BMN echará a andar 'oficialmente' este viernes, cuando se celebre la primera reunión del Consejo de Administración de Bankia -previa a la Junta de Accionistas- desde que el FROB anunciara la operación. Serán unos meses intensos hasta que finalmente se lleve la integración, prevista para el cuarto trimestre de este año. ¿Cuál será entonces el destino del presidente de BMN, Carlos Egea? Preguntado al respecto, José Ignacio Goirigolzarri no se ha querido comprometer. "Yo, personalmente, tengo una admiración muy grande por Carlos Egea", ha asegurado, pero no nos ha dicho si cuenta con él y con su equipo directivo. "Estamos aún muy lejos de esas decisiones", ha concluido. Un dato para la reflexión: entre la salida a bolsa, las preferentes y las cláusulas suelo, Bankia ha devuelto cerca de 5.000 millones de euros. Efectivamente, es un dineral, y ha provocado el malestar del sector, que no entiende que devuelva el dinero sin plantear siquiera la batalla en los tribunales, a lo que Goiri responde con números: devolver las cláusulas suelo, por ejemplo, le ha permitido ahorrarse 100 millones de euros. Es un asunto que a Goirigolzarri le molesta especialmente. Admite que el haber recibido ayudas públicas le dio cierta ventaja en ese momento, pero recuerda que, a cambio, Bruselas le impuso unas condiciones muy duras. Una de ellas, la de abandonar algunas plazas rentables que pasaron a manos de la competencia. Durante su intervención, el presidente de Bankia ha insistido en que el Gobierno tomó la mejor decisión: si no se hubiese rescatado la entidad, en lugar de los 18.000 millones de euros que costó, habría tenido que pagar hasta 60.000 millones para reembolsar a todos los depositantes. Pero eso no es del todo cierto, porque cuando se liquida una entidad se venden todos los activos para poder hacer frente a los pagos. En otras palabras, ¿acaso Bankia no tenía inmuebles, carteras de crédito, obras de arte, etc. que podía vender para hacer frente a esos depositantes? Para terminar, la demanda de Iberdrola por la salida a bolsa. Si gana la eléctrica, podría suponer el pistoletazo de salida para otras compañías que aún no tienen claro si demandar a la entidad o no. En Bankia están muy tranquilos: eso no va a ocurrir porque van a ganar. Están completamente seguros. Pablo Ferrer [email protected]