• Cláusulas suelo. Goiri ahorra en costas pero aumenta en gastos.
  • Privatización. El presidente confía en que el Frob encuentre el momento durante 2017.
  • Este año, por fin, los tres consejeros ejecutivos cobrarán bonus.
  • Bankia no entrará en la guerra del pasivo.
  • Goiri aplaude la nueva ley hipotecaria: "Será buena para dar seguridad jurídica al mercado".
  • La entidad invierte 40 millones de euros anuales en digitalización. El BBVA, 700.
El año 2017 será decisivo para Bankia. En realidad, todos los años lo han sido y lo serán, pero éste que acaba de comenzar será especial por un motivo: en el mes de junio se levantarán las restricciones que impuso Bruselas a cambio de las ayudas públicas que le otorgó. Efectivamente, en la segunda parte del año, Bankia podrá ir a por el BBVA o, lo que es lo mismo, el BBVA podrá fusionarse con Bankia y José Ignacio Goirigolzarri (en la imagen) podrá sustituir a Francisco González (FG), que en octubre cumplirá 73 primaveras. Es el sueño del presidente de Bankia y, ojo, del ministro de Economía, Luis de Guindos. Ahora bien, sabemos por experiencia que FG no se marchará tan fácilmente, aunque él mismo admitiera en 2015 que se iría "bastante antes" de 2019. No sería la primera vez que cambia de opinión. La otra noticia del día es la renuncia de Bankia a 'pelear' las cláusulas suelo. Goiri no quiere (más) líos y ha decidido tirar por la calle de en medio. Se devuelve todo y se acabó. La medida anunciada este lunes durante la presentación de resultados de 2016, afectará a 60.000 clientes y supondrá un desembolso de 200 millones de euros. Según Goiri, esta decisión supone un ahorro de 100 millones de euros que habría que abonar por las costas judiciales. Claro, siempre y cuando las sentencias fueran condenatorias. En definitiva, Goiri ahorra en costas pero aumenta en gastos. Otro asunto que no podía faltar: la privatización del banco. Sí, es una decisión que debe tomar el accionista, esto es, el Frob, esto es, el Gobierno, y que no depende del equipo gestor. Aun así, Goiri confía en que el Frob encuentre, a lo largo del año, alguna ventana que haga posible la venta total o parcial de su participación. En cualquier caso, no cree que se tome ninguna decisión antes de conocer el futuro de BMN y si finalmente cae en manos de Bankia. Fusiones y adquisiciones aparte, la decisión también va a depender, y mucho, de la cotización. Este lunes, los títulos de Bankia se intercambian a 0,9 euros, lejos de los 1,5 euros de febrero de 2014, cuando el Frob colocó un 7,5% del capital. 2017 también será especial para los tres consejeros ejecutivos. Goiri, José Sevilla (Ceo) y Antonio Ortega (RRHH) cobrarán el bonus al que tienen derecho pero al que renunciaron en años anteriores. Queda pendiente establecer la cuantía. ¿Entrará Bankia en la guerra del pasivo? No. Goiri no cree que sea lo más adecuado en los tiempos que corren, con unos tipos de interés tan bajos. Por cierto, unos tipos que comenzarán a remontar a partir de 2018 o 2019, según Goiri. En contra de lo que opinan Ana Botín y María Dolores Dancausa, el presidente de Bankia sí ve con buenos ojos una nueva ley hipotecaria. No porque la actual sea mala, sino porque, según él, aportará seguridad jurídica al mercado. Un último apunte. Bankia se ha marcado como uno de sus objetivos la digitalización, que se concreta en dos apartados: los procesos (internos) y la multicanalidad, esto es, que los clientes puedan interactuar desde cualquier dispositivo. Para lograrlo el banco invierte (solo en software) 40 millones de euros al año. ¿Es mucho? El BBVA dedica 700 millones. Pablo Ferrer [email protected]