• Aunque ambos pasaron la noche en habitaciones separadas de un hotel, a la mañana siguiente el director y un amigo suyo forzaron la puerta y violaron a la joven.
  • Después la amenazaron con difundir las imágenes de su violación en las redes sociales si hablaba con alguien sobre lo ocurrido.
  • Cientos de cristianos protestaron por el crimen en las calles de Dacca, Shariful Islam.
  • La persecución a los critianos se dispara en el Índico: India, Paquistán y Bangladesh.
Una joven católica, docente de la escuela Majibnagor Amrokanon School en Kushtia, Bangladesh, fue violada por el director musulmán de la institución donde trabajaba y otro amigo suyo. Este fin de semana centenares de cristianos protestaron por las calles de Dacca, denunciando el brutal acto sucedido el 13 de mayo. La docente de la que no fue revelado el nombre, fue violada y después amenazada con ser humillada en público con la difusión del vídeo en Facebook, según publica la agencia Asia News. Los parientes de la víctima realizaron una denuncia contra los violadores y Shariful Islam, el principal culpable, fue arrestado. La víctima de 23 años de edad, es miembro de la parroquia de Bhabarpara, en la diócesis de Khulna (al sudoeste de la capital). Su actividad como docente tenía lugar en un liceo regenteado por el director Sharif Islam, de religión islámica, con el cual viajó el 12 de mayo pasado a la ciudad de Kushtia, para hacer un examen público reservado a los docentes. Aunque ambos pasaron la noche en habitaciones separadas de un hotel, a la mañana siguiente el director y un amigo suyo forzaron la puerta y violaron a la joven. Después la amenazaron con difundir las imágenes de su violación en las redes sociales, si hablaba con alguien sobre lo ocurrido. Tras la llegada de la joven al hospital, en graves condiciones, un periodista que estaba allí advirtió a la parroquia acerca del hecho de violencia sucedido. El p. Domenic K. Halder, párroco de Bhabarpara, dice: "Fuimos advertidos por un periodista local. Hemos pedido ayuda y seguridad para la víctima, a la policía del lugar, que aún tiene mucho miedo. Rezamos por ella, que se encuentra aún internada en el hospital". El secretario general de la Bangladesh Christian Association, Nirmal Rozario, ha declarado: "Hemos sabido del incidente y pedimos a la administración local que se haga justicia. Queremos que los agresores sean castigados". Andrés Velázquez [email protected]