• "Hemos tenido información de que los policías locales y los musulmanes atacaron la tribu para quitarle sus tierras", explicó Jotirmoy Borua, activista por los derechos humanos.
  • Los cristianos no salen de sus casas para ir al trabajo o a la escuela por temor a represalias de los musulmanes.
  • Mons. Sebastián Tudu, Obispo de Dinajpur, pide al Gobierno que "garantice la seguridad de nuestra gente".
El ataque a los tribales cristianos Santal "fue premeditado. Hemos tenido información de que los policías locales y los musulmanes atacaron la tribu para quitarle sus tierras". Así lo aseguró Jotirmoy Borua, activista por los derechos humanos, quien denuncia la violencia perpetrada el pasado 6 de noviembre, a expensas de la minoría étnica en el distrito de Gaibandha (noroeste del país), que causó la muerte de dos cristianos y heridas a otros seis, informa Asia News. Ese día los cristianos locales, la mayoría católicos de etnia Santal, se enfrentaron con la policía debido a una disputa de tierras. Los testigos dicen que la policía tenía órdenes de arresto contra 300 Santal, que huyeron para evitar la cárcel. Otros se defendieron con arcos y flechas hiriendo a algunos agentes. Las casas tribales fueron registradas y saqueadas. Samson Marandy, párroco de Mariampur, dijo que la gente empieza a pasar hambre por falta de alimentos. Los cristianos no salen de sus casas para ir al trabajo o a la escuela por temor a represalias de los musulmanes. El sacerdote explica el motivo de la disputa: "A partir de 1962, el gobierno ha comprado 774 mil hectáreas de tierra que pertenecían a los Santal, donde cultivan la caña de azúcar. El acuerdo establece que los campos sólo se utilizan para este tipo de cultivos. Si plantas otro tipo de cultivo la tierra debe ir de nuevo a manos de los propietarios originales. En 2003, el gobierno local ha suspendido la producción de la caña de azúcar y luego la tribu local pidió de nuevo su tierra". Nirmol Rozario, presidente de la Bangladesh Christian Association (BCA), dijo: "Vimos la policía atacar a la minoría cristiana. Al ser tribal, pensaban que eran débiles y los golpearon fuertemente. Condenamos este acto indecente y exigimos una investigación". El BCA ha organizado una protesta en Dhaka, a la que asistieron más de 200 personas. Por su parte, Mons. Sebastián Tudu, Obispo de Dinajpur y tribales Santal, ha dicho a AsiaNews: "Me preocupa mucho la causa del incidente, ahí también se encuentran otras personas. Nuestra gente vive con miedo y no pueden salir de la casa por razones de seguridad". Creo que, añadió, "el ataque se hizo porque las personas son una minoría y porque es cristiana. Pido que el gobierno garantice la seguridad de nuestra gente". José Ángel Gutiérrez [email protected]