• "En Bangladesh somos una minoría débil y por eso los musulmanes nos atacan", relata uno de los afectados.
  • La policía asistió a la expropiación y no hizo nada para impedirlo.
En Bangladesh ha tenido lugar un episodio de persecución a los cristianos. Cerca de cien musulmanes asaltaron una casa y obligaron a la familia cristiana que residía en ella a abandonarla, informa Asia News. Uno de los afectados de la expropiación, Tapon Cruze lo cuenta: "Querían dispararme. Nos dijeron que nos matarían si nos oponíamos a la expropiación de nuestra vivienda". El episodio ocurrió el 15 de octubre, y las víctimas denuncian haber sido agredidas sin ningún motivo legítimo. Los afectados estaban acompañados por la policía "que asistió a la expropiación y no hizo nada para impedirlo. Perdimos nuestros bienes, nuestro dinero, y estamos fuera de casa". El hombre explica que un expropiador de tierras, el musulmán Azijulla, quería quitarles su vivienda por medio de la fuerza. "Nos pidió dinero a cambio de nuestra propiedad. Estamos en un embrollo. Solicitamos ayuda a la comunidad cristiana". El párroco de la iglesia local, Nirmal Rozario, secretario general de la Bangladesh Christian Association, declara: "He visitado el lugar que fue ocupado por los musulmanes. Están cometiendo una grave injusticia hacia la comunidad cristiana. En Bangladesh los cristianos son una minoría débil, y por eso los musulmanes nos atacan". Bangladesh tiene una población aproximada de 152 millones de habitantes, y es mayormente musulmana (89,8%). Las comunidades cristiana (0,2% de la población) e hindú (9,1%) son objeto de numerosos ataques y expropiaciones de terrenos. Expertos subrayan que el motivo no es tanto religioso, sino económico. Pero no deja de ser un ataque a los cristianos. José Ángel Gutiérrez [email protected]