• El problema del Sabadell no es la solvencia, sino la rentabilidad… como ocurre con todo el sector.
  • Y Jaime Guardiola anuncia que llega la era de la rentabilidad. No más ROF, ni tanta obsesión por la solvencia.
  • Objetivo del plan estratégico del Sabadell: ROE por encima del 10%.
  • Sucursales HUB y los dos tipos de clientes de banca: los que no pisan una sucursal y los que no hablan con máquinas.
  • Hay que atenderles a los dos.
  • Grupo HI Partners: el Sabadell no quiere ser hotelero.
  • Entra Pedro Fontana, el banquero más cercano a Jaime Guardiola.
Jaume Guardiola (en la imagen), consejero delegado del Sabadell, vende como un éxito, y lo es, tanto el nivel de recursos propios como la cobertura de dudosos, así como el control de costes, a pesar del aumento de negocio. Todo ello al finalizar el primer semestre del año, en el que se mantiene como el quinto grupo bancario español, aunque los grandes han pasado a ser cinco. CUENTARESULTADOSSABADELL El problema son los ingresos. Por eso, la bolsa no ha recibido con alborozo los resultados. Y no es una cuestión de Sabadell sino de todo el sector bancario. La crisis ha servido para apuntalar la solvencia de forma exagerada. Nunca es exagerada por cuanto la solvencia ante acontecimientos extraordinarios, se cae. En cualquier caso, Guardiola asegura que esa "hipersolvencia" es producto de la crisis y es algo positivo. Ahora bien, el problema de la banca no es de solvencia, sino de rentabilidad. El Sabadell, por ejemplo, ha hecho un esfuerzo notable en la concepción de costes y en provisiones, pero es que el problema no es ese, el problema son los ingresos. Por ejemplo, en tasa anual: el margen de interés cae un 0,3% a 30 de junio (crece un 2,4% a tipos constantes). Y lo importante: el ROF sigue significando casi tanto como los ingresos por comisiones. Pero el ROF no depende de la gestión de ningún equipo directivo sino de un tal Mario Draghi. En resumen: el problema del Sabadell, y de toda la gran banca española, no es de solvencia, sino de rentabilidad. La clave son los ingresos y el que no se apresure a aumentar sus entradas por comisiones, lo puede pasar mal. No, no va a quebrar: pero sin negocio no hay futuro, ni tan siquiera ocio… por muy alto grado de solvencia que se sea. Guardiola lo explica así: "Es verdad que hemos generado mucho ROF, pero la parte significativa del ROF está llamada a desaparecer… (de hecho) existe una compensación entre ROF y provisiones… estamos "normalizando" la cuenta de resultados. Y para que quede claro: hemos vivido una era de "generación extraordinaria de ROF pero eso toca a su fin". Y el asunto le parece relevante al Ceo del Sabadell: "la crisis golpeó la solvencia, tuvimos que hacer un enorme esfuerzo para ser solventes porque los inversores esperaban eso… ahora viene el plan financiero de la normalización… una vez que los niveles de solvencia sean óptimos llegará la rentabilidad". Y una vez que los niveles de solvencia sean optimistas "vendrá la normalización de los resultados y de la rentabilidad". Y le pone cifra a la normalización: "10% de ROE (rentabilidad sobre recursos propios) que será el objetivo del Sabadell para su próximo plan estratégico, que presentará tras el verano. El Sabadell cerrará este año 250 oficinas pero sin reducir plantilla. Lo cierto es que camina hacia lo que Guardiola califica como sucursales HUB, a cuyo alrededor habrá sucursales-satélite. Se busca atender a los "dos tipos de cliente". Los que no quieren "aparecer por una sucursal y los que no quieren hablar con una máquina". Y la conclusión es obvia: "Hay que atenderles a los dos". Por cierto, el Sabadell no quiere ser hotelero como ni quiere ser promotor. Le entraron muchos edificios no vendidos a causa de la crisis por impagos, y fundó Solvia, una inmobiliaria que ahora promueve pisos, en parte con el suelo embargado y que, de otra manera, no tendría salida. No es lo mismo pero se hizo con Hoteles HI Partners y ahora quiere, o bien sacarlos a bolsa o bien venderlos por trozos… o bien colocarlo a profesionales del sector. En cualquier caso, se deshará de HI Partners. La decisión ya está tomada. Ahora sólo queda decidir el camino a seguir. Importante. Entra en el Consejo Pedro Fontana, mentor profesional y amigo personal de Jaime Guardiola. Fíjense si serán amigos que juegan juntos al golf. Entra como independiente en sustitución del no independiente Folch Rusiñol, el hombre de pinturas Titán. Fontana fue presidente de Banca Catalana y su segundo fue Guardiola, que luego se integraría en BBVA. Eulogio López [email protected]