• Al presidente del Gobierno no le gustan las preguntas de corte ético, no lo soporta. Y así eran las de Hispanidad.
  • En concreto, sobre el intento de Sánchez de legalizar la eutanasia y la nueva ley LGTBI impulsada por Podemos.
  • "De momento nadie ha propuesto nada en el Congreso, creo que no es un tema de actualidad y no voy a entrar en ello", responde. Al estilo de Méndez de Vigo.
  • Y es que ante la prensa, a Rajoy le interesaba mucho más hablar de crecimiento económico y de Cataluña.
  • Ojo, presume de la visita del presidente indio, Narendra Modi, a España. Sí, del que tolera la persecución a los cristianos.
  • Por tanto, una muestra más de lo que es el PP: derecha cobarde y pagana. ¡Qué pena!
  • Y por cierto, Rajoy no se ha planteado si volverá a ser candidato, pero tiene "ganas e ilusión". Tema que interesa, y mucho, a Cospedal.
Consejo de Ministros del viernes 28 de julio. En esta ocasión, las cosas han cambiado un poco en lo técnico -lugar y ponente- pero no en contenido. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (en la imagen) ha sido quien ha comparecido ante los medios para hacer su balance del primer semestre del año, una cita donde ha confirmado la cobardía moral del PPy la suya propia. Y es que al presidente del Gobierno no le gustan las preguntas de corte ético, es más, no las soporte. Y de este tipo han sido precisamente las de Hispanidad. En concreto, su opinión sobre el intento de Pedro Sánchez de legalizar la eutanasia y acerca de la nueva ley LGTBI impulsada por Podemos. Pero nos hemos quedado sin saberla. "De momento nadie ha propuesto nada en el Congreso, creo que no es un tema de actualidad y no voy a entrar en ello", ha respondido Rajoy. Y así de tajante, se ha ido a otra cosa, mariposa, a pesar de que cuando el presidente catalán, Carles Puigdemont, dice algo no necesita que se convierta en proyecto de ley para contestarle. Además, la respuesta ha sido al estilo de la que su ministro portavoz, Íñigo Méndez de Vigo, nos dio hace dos semanas. Y es que ante la prensa, a Rajoy le interesaba mucho más hablar, y presumir, cómo no, de crecimiento económico, de sus logros y de Cataluña. La novedad en este tema estaba en que el Gobierno ha recurrido ante el Tribunal Constitucional (TC) la reforma del reglamento aprobada el martes, la cual "pretende liquidar la soberanía nacional". Es más, Rajoy ha insistido en que el referéndum previsto para el 1-O es ilegal y una de sus obligaciones es impedir que se celebre porque va contra la Constitución, eso sí, espera poder "recuperar la "normalidad" con la Generalidad. Ojo, Rajoy ha presumido de la visita del presidente indio, Narendra Modi, a España. Sí, precisamente, del señor que tolera la feroz persecución a los cristianos en su país. Por tanto, una muestra más de lo que es el PP: derecha cobarde y pagana. ¡Qué pena! Y por cierto, Rajoy no se ha planteado si volverá a ser candidato a la Presidencia del Gobierno, pero ha señalado que tiene "ganas e ilusión". Tema que ha interesado, y mucho, a la ministra de Defensa y secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, que bastante seria se ha girado en varias ocasiones para averiguar qué periodista había lanzado la dichosa pregunta. Y de corrupción, nada, sólo una frase para la posteridad: "Todo lo exagerado acaba por ser irrelevante y un consejo, la ansiedad es mala consejera". Así, lanzaba un mensaje a los partidos que quieren que vuelva a comparecer en el Congreso, tras su cita ante la Audiencia Nacional. Cristina Martín [email protected]