• Y es que el presidente de Renfe está cuestionado por el actual Ejecutivo... en funciones.
  • Si no se producen cambios de enjundia en el PP, podría haber relevo en la Presidencia de la compañía pública.
  • La comisión negociadora está formada por cinco miembros: Vázquez, el director del proyecto, Consultrans, Talgo y Adif.
  • El representante de Consultrans es su presidente, el exministro socialista, Julián García Valverde, del que sí se fían los árabes.
  • La reunión con el presidente de SRO, de visita en España, duró cuatro horas.
  • Todo esto para llegar a un acuerdo en plazos y sobrecostes, y que no pierda la Marca España.
El tema del AVE La Meca-Medina es delicado y más si cabe por las desavenencias entre el presidente de Renfe y del consorcio español, Pablo Vázquez (en la imagen), y el Gobierno en funciones (que en breve dejará esta situación). Por eso, hay una comisión negociadora que reduce el protagonismo de Vázquez. Y es que si no se producen cambios de enjundia en el PP, podría haber relevo en la presidencia de Renfe. Dicha comisión está formada por cinco miembros: el propio Vázquez; el actual Ceo del proyecto, Álvaro Senador-Gómez (nombrado en junio y que sustituye a Santiago Ruiz); el presidente de Consultrans, Julián García Valverde; un responsable de Talgo y otro de Adif. Curiosamente, García Valverde es un exministro socialista (estuvo al frente de Sanidad y Consumo entre 1991 y 1992) y un expresidente de Renfe (cargo que ejerció entre 1985 y 1991, impulsando la alta velocidad en España) y es la persona de la que más se fían los árabes. Sí, hablamos de otro socialista. Recuerden el cabreo que se cogió el Gobierno en funciones tras el cese del 'popular' Antonio Aguilar como director de Mercancías de Renfe y su sustitución por el 'socialista' Abelardo Carrillo, un cambio que llevaba el sello de Berta Barrero, directora general de Operaciones y mano derecha de Vázquez. La comisión negociadora se reunió el martes durante cuatro horas con Rumaih Mohammed Al-Rumaih, presidente de Saudi Railway Organization (SRO) -promotor del 'megaproyecto-, de visita en España. Según Expansión, parece que han acercado posturas: hay una propuesta intermedia para prorrogar los plazos de entrega 17 meses (a mediados de 2018) y Arabia Saudí está dispuesta a reconocer unos gastos adicionales (sobrecostes) de 200 millones respecto al presupuesto de 6.700 millones de euros. El presidente de SRO también se ha reunido, este miércoles, con el ministro de Fomento en funciones, Rafael Catalá. Ambas partes, han constatado la buena marcha general de los trabajos, y el alto grado ya completado de la obra civil (ejecutada en más de un 65%, según el secretario de Estado de Infraestructura en funciones, Julio Gómez-Pomar). Finalmente, Catalá no ha podido entrevistarse con el ministro saudí de Transportes, Sulaiman bin Abdullaj Al-Hamdan, como se planteó a principios de mes. Este último cambió sus planes de acompañar al presidente de SRO a España por haber Gobierno en funciones. Y todo esto para llegar a un acuerdo en plazos y sobrecostes en el 'megaproyecto' del AVE La Meca-Medina, y que no pierda la Marca España ni se vea afectado el prestigio de la ingeniería española. Cristina Martín [email protected]