• La asociación se querella contra los que les agredieron en Sevilla y destrozaron el vehículo.
  • También contra los políticos que les azuzaron, como la 'podemita' andaluza Teresa Rodríguez.
  • Tras arreglar los daños materiales (rotura de luna, pintadas en la carrocería, daños en el embrague), el bus llega a Valencia.
  • Ignacio Arsuaga invita a la sociedad a que despierte ante este atropello contra la libertad de expresión en pleno siglo XXI.
  • Asimismo, les llama a hacer ver a los políticos que no quieren que les impongan la ideología de género.
Al hilo de los ataques al autobús de Hazte Oír, la semana pasada hablábamos de la vuelta de la censura franquista en versión progre y del ridículo de algunos medios como La Sexta. Pero ahora, hay más censura progre, a pesar de que el famoso vehículo ya sólo pide "Respeto para todos. No al bullying". La asociación que preside Ignacio Arsuaga se ha querellado contra los radicales que les agredieron el pasado jueves en Sevilla y fueron identificados por la Policía Nacional que tuvo que intervenir. Los agresores provocaron heridas leves a un directivo de Hazte Oír y a un periodista de Actuall, además de importantes destrozos en el vehículo. También se han querellado contra los políticos que azuzaron a los radicales, como la coordinadora de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez. Pero no es la primera vez que denuncia a políticos, ya lo ha hecho, entre otros, con: Manuela Carmena, Rita Maestre, Javier Barbero, Pedro Sánchez, Íñigo Errejón, Pablo Echenique, Alberto Garzón, Eduardo Madina, Javier Maroto, Cristina Cifuentes y Joseba Asirón. Tras arreglar los daños materiales del autobús (rotura de luna, pintadas en la carrocería, daños en el embrague y en los cristales laterales), el bus llega a Valencia este viernes. Arsuaga invita a la sociedad a que despierte ante este atropello contra la libertad de expresión en pleno siglo XXI y llama a "hacer ver a los políticobus ho boston s, que sólo piensan en votos, que no quieren que les impongan la ideología de género". Recuerden que la campaña #ElBusDeLaLibertad arrancó el pasado 27 de febrero y ha sufrido numerosas ataques -pedradas, pintadas e incluso denuncias policiales e inmovilizaciones- en las ciudades que ha recorrido (Madrid, Barcelona, Pamplona y Sevilla). Claro que también ha cruzado el océano Atlántico, empezando su ruta por Nueva York y pasando por Boston (al lado, en la imagen). Claro que la campaña de Hazte Oír contra el adoctrinamiento sexual no empezó con el autobús, sino con #ElLibroQueNoQuierenQueLeas. Todo para defender la libertad de los padres para elegir la educación de sus hijos, un derecho recogido en la Constitución y que ahora está en peligro por las leyes de ideología de género que se han aprobado en once autonomías. Cristina Martín [email protected]