• Los comunistas se oponen al actual modelo turístico por ser "capitalista" y estar "concentrando los beneficios en muy pocas manos".
  • Por ello, proponen la expropiación de hoteles y parques temáticos y prohibir la actividad de empresas como Airbnb.
  • La organización juvenil ha protagonizado en los últimos días acciones contra intereses turísticos en Barcelona.
  • Aseguran que no están en contra de los turistas ni del turismo, pues "nosotros también lo somos".
El colectivo juvenil neocomunista Arran ya ha anunciado que las acciones contra intereses turísticos continuarán este verano en Barcelona y anima a toda la población "a unirse a la lucha contra el actual modelo turístico", informa Metropoli Abierta. La organización juvenil de la CUP ya ha protagonizado en los últimos días acciones contra intereses turísticos en Barcelona. Este colectivo argumenta a través de un comunicado que el ataque al bus turístico y a las empresas de alquiler de bicicletas buscaban "visualizar el conflicto que genera el actual modelo turístico". Gracias a estas acciones, sostienen, "se ha generado un intenso debate social, político y mediático" alrededor del turismo. Aseguran que no están en contra de los turistas ni del turismo, pues "nosotros también lo somos y sabemos que viajar es una actividad humana que puede ser muy enriquecedora". El actual modelo turístico, argumentan, "responde a un modelo capitalista que está concentrando los beneficios en muy pocas manos" y que "está haciendo aumentar los precios del alquiler hasta el punto que nos expulsa de nuestros barrios". Con el objetivo de "paliar las consecuencias" del actual modelo turístico, especialmente en campos como "la vivienda y el trabajo", Arran realiza lo que llama una propuestas de "mínimos". Entre otras medidas, aboga por detener de forma inmediata la emisión de licencias de actividad para hoteles, mejorar las condiciones laborales de los trabajadores y aumentar los impuestos a las empresas del sector. Arran propone también prohibir de forma inmediata "la actividad de las empresas relacionadas con los pisos turísticos, como Airbnb", así como regular el precio de la vivienda y adquirir un amplio parque público para asegurar el derecho a una vivienda digna. Otra de las medidas que plantea es "la expropiación de las principales empresas y activos turísticos del país, como pueden ser los diversos puertos deportivos, hoteles como el Vela o Las Arenas, o parques temáticos como Port Aventura, poniendo así los beneficios económicos que generan al servicio de toda la población". Andrés Velázquez [email protected]